Esto es lo que más me gustaba de cada iPhone

Esto es lo que más me gustaba de cada iPhone

Un recorrido por lo más significativo de los modelos que tuve.

Compartir

El teléfono de Apple es quizás el objeto más deseado por muchos tecnófilos y si lo es, responde a varias razones: calidad, implementación de novedades, características… Hay muchas, y como ya comentado en alguna ocasión, se trata de mi dispositivo desde el año 2008. 11 años testando y usando los dispositivos de Cupertino.

Durante esta más que larga década he utilizado prácticamente todos los dispositivos de la marca, y los que no he tenido los he probado en tiendas. Hoy quiero hablar de qué tenían aquellos iPhone que he usado, es decir, aquellos que he comprado y estado utilizando durante una temporada. ¿Te animas a acompañarme en este recorrido?

Te puede interesar | Qué hacer con un iPhone o iPad roto

Esto es lo que más me gustaba de cada iPhone

iPhone original

Quien siga mis publicaciones podrá saber que tengo especial predilección por este modelo, tal y como demostré en este artículo. Fue el dispositivo que lo inició todo y que me sirvió para desechar otras opciones futuras.

Del iPhone original me quedo en primer lugar con su diseño, el cúmulo de novedades que presentaba y la sensación de estar en una posición de vanguardia. Vale, no grababas vídeo, pero quizás aquello no era lo más importante en ese momento.

iPhone 3G

No lo disfrute durante demasiado tiempo, pero me encantaba la evolución de diseño, en el cual se redondeaban aún más esas formas. Una trasera de plástico que lejos de dar aspecto de teléfono barato, lo engrandecía. Tuve la sensación de estar ante algo que mejoraba lo que ya presentaba el modelo posterior, como por ejemplo la navegación 3G. Recuerdo con agrado la sensación de estar ante una pantalla algo más decente.

iPhone 3GS

Aquí sí que llegó el vídeo y por fin pude disfrutar de algunas grabaciones, que aunque en 2009 parecían decentes, fueron mejoradas posteriormente en la siguiente generación. Nada nuevo en cuanto al diseño, pero sí una mejora en cuanto a velocidad, de ahí la S. ¡Y esos 32 GB de almacenamiento!

iPhone 4s

Me salté el iPhone 4 y el iPhone 4S me pareció un dispositivo que mejoraba muchísimo en todos los aspectos. La cámara tuvo un salto espectacular, su diseño me agradaba y para algunos fue el definitivo. Los marcos metálicos y acaban en cristal aportaron unas buenas sensaciones en cuanto a robustez. Un gran terminal que disfruté en 16 y 64 GB.

iPhone 5s

Me volví a saltar el iPhone 5 y creo que hice bien. Recuerdo el iPhone 5s por su diseño, quizás Apple no haya hecho un dispositivo más bonito que ese, de hecho el iPhone SE es un clon. Que se implementara la huella dactilar fue una maravilla, lo que unido a un tamaño estandarizado y una cámara más que decente, le hizo reservar un espacio en mi corazón para siempre.

iPhone 5c

Al mal llamado “iPhone de los pobres” lo recuerdo por sus afamados colores, si bien no era más que un iPhone 5 tuneado. Lo tuve poco tiempo, para probarlo durante unas semanas y luego lo vendí, pero reconozco que era la solución ideal para muchos usuarios que, o no querían gastar mucho, o para aquellos que querían aproximarse al iPhone por primera vez.

iPhone 6 Plus

Mi paso al tamaño grande. Me gustó esta nuevaconcepción que se sacaron en Cupertino de la manga. Mejoras evidentes en cuanto a la posibilidad de ver vídeos con comodidad, me conseguí acostumbrar rápidamente a ese tamaño. Era algo de frescura, una apuesta arriesgada de Apple que no le ha funcionado mal.

iPhone 6s Plus

Reconozco que compré el iPhone 6s Plus un poco por inercia, me lo podría haber ahorrado o quizás haberme evitado comprar el 6 Plus. Bien, se trataba de un teléfono que daba un saltito más en la evolución, pero que no era nada nuevo bajo el sol. Salvo el 3D Touch y la mejora en la cámara, un dispositivo que era algo continuista.

iPhone 7 Plus

Sí, la doble lente me volvió loco. También su criticado acabado Jet Black. Este modelo se convirtió en un acicate para animarme a hacer más y mejores fotos, a seguir explorando nuevas posibilidades fotográficas. Guardo buen recuerdo de él.

iPhone 8 Plus

Quizás me pasó con este modelo lo mismo que con el iPhone 6s, que podría habérmelo ahorrado. No porque fuese malo, que no lo era, sino porque no venía a dar nada espectacularmente nuevo. Sí, el chip A11 es brutal, pero no nada que para el uso diario me hiciera marcar diferencias. Aquí reconozco que estaba ya un poco cansado del tamaño Plus.

iPhone X

Llegué tarde a este modelo, el cual compré con un año de retraso y es ahora mi teléfono de referencia. Maravilla el Face ID, su respuesta, su sensación de grandeza con respecto a los modelos Plus sin tener que cansar mi mano, la pantalla OLED… Muchos factores que me convencieron de una cosa: Apple dio el do de pecho a pesar de descatalogarlo al año.