Los AirPods de Apple conquistan el mundo y ya suponen el 60%...

Los AirPods de Apple conquistan el mundo y ya suponen el 60% del total de los auriculares bluetooth vendidos

La primera generación fue todo un éxito. ¿Conseguirá serlo la segunda?

Compartir

Los auriculares Bluetooth no son nada nuevo. Muchas marcas llevan varios años comercializándolos con el mismo patrón de diseño: un cordón que une cada auricular por detrás o por delante del cuello. No fue hasta que Apple presentó los AirPods que este nuevo tipo de sistema totalmente inalámbrico empezó a popularizarse hasta el punto de llegar réplicas exactas y otras alternativas de, por ejemplo, Samsung.

A pesar de que fueron puestos a la venta en diciembre de 2016, los AirPods han gozado de buenas ventas durante todo este tiempo. Solo en 2018 se comercializaron más de 35 millones, un gran número teniendo en cuenta que el hardware tenía casi dos años de antigüedad. No obstante, aunque siguen siendo los reyes con el 60% de cuota de mercado, hay otras marcas que empiezan a hacerles sombra.

JLab, QCY, Samsung y Jabra como grandes alternativas a los AirPods

Galaxy Buds, los auriculares de Samsung tipo AirPods

Muchas marcas procedentes del continente asiático cuentan con varias propuestas de auriculares totalmente inalámbricos bastante interesantes. Como apunta Counterpoint, QCY oferta este tipo de dispositivos de calidad a un precio muy reducido, lo que ha logrado que gane cierta presencia en el sector.

Pero otros fabricantes de renombre como Jabra con los Elite Active 65t, Samsung con los Galaxy Buds y Bose con los SoundSport Free están entre los 10 más vendidos, y eso que se venden a un precio muy similar al de los AirPods de Apple.

Si dividimos por regiones el último cuarto de 2018 la cosa queda así:

  • América del Norte – Apple no tiene rival. Los AirPods son los preferidos de los usuarios, pero Samsung y Jabra, además de Jlab, están haciendo un buen trabajo y los consumidores los tienen presentes como alternativas a tener en cuenta.
  • Europa – Algo diferente al caso de América del Norte, donde se prefieren otros auriculares sin cables como los de Jabra, la cual consiguió un 14% de cuota de mercado.
  • Asia del Pacífico – Los de Cupertino tienen una buena presencia en el mercado asiático, pero otros fabricantes emergentes como Britz y GLIDiC vienen fuerte.
  • China – Apple lo tiene crudo en China. QCY se ha ganado al mercado chino con dispositivos como los T1 y T1S, los cuales son muy baratos y ofrecen un buen rendimiento.

¿Volverán los AirPods 2 a repetir el éxito de sus antecesores?

QCY T1, unos de los auriculares Bluetooth sin cables más populares de China

Apple presentó hace unas semanas los AirPods 2. Tras meses de rumores sobre posibles sensores de ritmo cardiaco y otros relacionados con la salud, nos encontramos con una segunda generación algo descafeinada. Sus principales reclamos son el chip H1, la función “Oye, Siri” y el estuche de carga inalámbrica; todo esto a un precio de 179 euros (229 euros si se prefiere con el nuevo estuche).

No hay un cambio sustancial en la calidad de sonido, ni se ha incluido la resistencia al sudor y agua tan esperado por los que los utilizan para hacer deporte. En definitiva, una nueva versión que no aporta grandes diferencias respecto a la anterior y cuyo precio puede no estar justificado.

De hecho, a los usuarios que no les ha convencido la nueva generación están encontrando ofertas de la primera a un precio bastante inferior al original de salida, pues sienten que no se están perdiendo nada si optan por ella y, si pueden ahorrarse unos billetes pues mejor que mejor.

Y muchos de los usuarios que están adquiriendo los AirPods 2 lo hacen porque están viendo los suyos, literalmente, morir. Parece ser que los que se los compraron nada más salir, ahora que han pasado más de dos años, están notando cómo la autonomía de la batería es pésima, dando muy malos resultados tanto en reproducción de música como en llamadas telefónicas. Y están en tan mal estado que no se pueden vender de segunda mano porque, prácticamente, no sirven para nada.

Seguro que Apple espera que sus nuevos auriculares futuristas sin cables repitan el éxito de los anteriores, pero lo tienen difícil. Alto precio y escasa innovación, algo que se ve cada vez más en el resto de sus productos, independientemente de si son ordenadores, teléfonos móviles o tabletas. Existía el rumor de que el próximo mes de septiembre lanzasen la verdadera segunda generación de los AirPods con cambios mucho más importantes que el “Oye, Siri”, pero se arriesgan al enfado de los usuarios que acaban de comprar los no tan recién salidos del horno, que estaban listos desde 2018.