Un niño de 3 años bloquea el iPad de su padre hasta...

Un niño de 3 años bloquea el iPad de su padre hasta 2067

Hay una solución, aunque no es muy agradable

Compartir

Vivimos en una época en la que el tiempo es un bien muy escaso. El ritmo de vida es frenético y apenas quedan horas en el día para cocinar algo decente y dedicarle tiempo a nuestras aficiones y a la familia. Debido a esto, muchos padres optan por dar a sus hijos una tableta o smartphone para que se diviertan y molesten lo menos posible, algo que funciona y que mantiene a ambas partes contentas.

No obstante, hay que llevar mucho cuidado con cómo manipulan los niños estos dispositivos. Los iPhone y iPad no son juguetes, sino herramientas que pueden volverse muy peligrosas en manos inocentes que no saben lo que hacen y tocan toda la superficie de la pantalla para “ver qué pasa”.

Si tienes hijos y haces lo mismo, puede que después de leer esta historia dejes de ofrecerles tu móvil o tablet para que pasen el rato.

Más de 25 millones de minutos sin poder utilizarlo

Evan Osnos ha aprendido la lección. Este periodista de Washington DC ya no puede utilizar su iPad hasta dentro de 47 años por culpa de su hijo. Como muchos padres, Osnos ofrece la tableta a su hijo de 3 años para que se entretenga, pero no sabía que el acceso podía bloquearse de la manera más tonta: introducir el código numérico mal varias veces.

El niño intentó desbloquearlo usando números al azar y, al igual que su padre, desconocía que si se ponía la contraseña mal varias veces acabaría bloqueándose mucho, pero que mucho tiempo; concretamente, 25.536.442 minutos.

Osnos publicó en su cuenta de Twitter el resultado de la “hazaña” de su retoño pidiendo ayuda. Por suerte, como cuenta iPhoneHacks, para él hay una manera de revertir el proceso, aunque la consecuencia no es agradable: perder todo el contenido del dispositivo. Y es que hay que conectar el iPad a iTunes y restaurarlo a la última versión de iOS disponible.

Puede que sea doloroso no volver a disponer de los archivos almacenados en el iPhone o iPad (a no ser que hagas una copia de seguridad regularmente), pero es mejor que no poder utilizarlo hasta el año 2067.

Así que si eres como Osnos y ofreces tus dispositivos iOS a tus hijos, puede que la próxima vez te lo pienses dos veces y agregues su huella dactilar o le enseñes la contraseña numérica. Aunque claro, de esta manera podrá utilizarlo cuando quiera, y tampoco es lo óptimo.