La función de autocorrección de iOS sabe más sobre ti de lo...

La función de autocorrección de iOS sabe más sobre ti de lo que imaginas

A veces puede resultar un tanto espeluznante.

Compartir

Últimamente le damos mucha importancia a la privacidad en nuestros dispositivos móviles. Y con razón, hay que tener en cuenta que almacenamos datos extremadamente sensibles e importantes en nuestros teléfonos móviles y tablets: números de teléfono, contactos, correos electrónicos, tarjetas de crédito, fotografías, vídeos, proyectos de trabajo, etc.

Por suerte, Apple se preocupa bastante por la privacidad de sus usuarios. Y al contrario de lo que hacen otras compañías, no venden datos de sus consumidores. No obstante, la compañía sí almacena algunos datos de forma anónima para mejorar sus servicios.

En iPadízate hemos hablado en varias ocasiones sobre la privacidad en relación a Siri, el almacenamiento en iCloud y otras prestaciones de iPhone y iPad. Pero en esta ocasión hablaremos sobre la funcionalidad de autocorrección del teclado. ¿Cuánto sabe realmente sobre nosotros? ¿Puede llegar a ser peligroso?

Te puede interesar | Trucos ocultos de tu iPhone que debes conocer II: privacidad, tranquilidad y utilidades

La privacidad y la función de autocorrección del teclado

La función de autocorrección del teclado de iOS no solamente se limita a aprender sobre la ortografía y la gramática de nuestras palabras y frases. No, va mucho más allá. Es capaz de escribir correctamente el nombre de contactos de nuestra agenda cuando pensamos en ellos e incluso sugerir números de teléfono y mucho más.

Pero la autocorrección parece que también lee las páginas web que visitamos. Un usuario de Reddit se sorprendió al averiguar que la corrección de su teclado le había hecho escribir el nombre “Ringgo” de forma incorrecta cuando iba a escribir un comentario en un artículo en el que, curiosamente, aparecía la palabra “Ringgo”.

El usuario jamás había escrito mal esa palabra. La inteligencia artificial del sistema operativo llega hasta niveles aterradores. ¿Deberíamos asustarnos? En principio no, Apple protege la privacidad de sus usuarios y, de hecho, la inmensa mayoría de datos que recopilan no llega a salir de nuestros iPhone y iPad.