Facebook y Messenger podrían volver a unificarse en una sola app

Facebook y Messenger podrían volver a unificarse en una sola app

Messenger no desaparecerá como app independiente

Compartir

Podríamos decir que Mark Zuckerberg tiene casi un monopolio sobre la comunicación mediante dispositivos móviles. Es el dueño de tres de las aplicaciones de mensajería instantánea más utilizadas del mundo. Por un lado está WhatsApp, que recientemente cumplió 10 años y, desde que llegó, ninguna otra ha conseguido arrebatarle el trono. Por otro lado está Instagram con Direct, que poco a poco se ha convertido en un chat bastante completo y, por último, está Messenger, muy poderosa por sustentarse en los contactos de Facebook para funcionar.

Sin embargo, Facebook y Messenger no siempre funcionaron como servicios “independientes”. Empezaron cohabitando en la misma app pero, hace ocho años, decidieron separarlas y, desde hace 5, Facebook para iPhone y Android ya no tiene rastro alguno de Messenger. Pero esto podría cambiar de nuevo muy pronto.

La versión móvil de Facebook tiene una sección dedicada a Messenger

Este hallazgo ha sido descubierto por la investigadora de aplicaciones Jane Manchun Wong que, analizando la versión móvil de Facebook, encontró una sección para “Chats” muy básica. Anteriormente, al pulsar el botón que se encuentra en la parte superior, redirigía al usuario a la app de Messenger, pero el nuevo conduce a una ventana para hablar con nuestros contactos, aunque de forma muy simple ya que no permite ni realizar llamadas, enviar fotografías o reaccionar a los mensajes.

A pesar de esta integración, la app de Messenger no desaparecerá porque, según palabras de Wong, cada una irá dirigida a un tipo de usuario distinto. Y es que esta integración llega en un momento muy interesante pues, hace unos meses, se supo que Zuckerberg quería que WhatsApp, Messenger e Instagram estuvieran conectadas bajo una misma infraestructura. Como comenta MacRumors, alguien podría mandar un mensaje desde Messenger a otra persona que solo tuviera WhatsApp o Instagram, y las apps seguirían siendo independientes.

Este es un movimiento muy arriesgado, ya que mucha gente ha perdido la confianza en Facebook y Messenger tras los recientes escándalos de privacidad y, aunque Instagram y WhatsApp también son propiedad de Zuckerberg, no estaban tan conectadas con su red social primogénita.