No ha salido el iPhone XI y ya imaginan el iPhone de...

No ha salido el iPhone XI y ya imaginan el iPhone de 2020, sin botones y pantalla hasta los bordes

Sin duda un iPhone así reventaría el mercado, pero no creo que la tecnología lo permita.

Compartir

No sabemos ni cómo se van a llamar los iPhone de este año pero ya hay alguien que ha imaginado cómo será el iPhone de 2020. El teórico iPhone XII llegaría, según este concepto, con muchísimas novedades entre las que se incluyen una pantalla curva hasta los bordes, sin ningún tipo de botón y con carga inalámbrica real.

Sin duda imaginación no falta en este concepto y vemos algunas innovaciones increíbles que a todos nos gustaría ver, aunque quizás sea demasiado pronto para tenerlas en un dispositivo.

Un iPhone XII sin marcos

Lo que primero sorprende de este concepto es que no hay marcos por ningún sitio. La pantalla del iPhone llega hasta los bordes y se curva ligeramente sobre ellos, por supuesto tampoco hay notch por ningún lado. Debido a este diseño no tenemos ningún botón, ni para controlar el volumen ni para bloquear el dispositivo.

Te puede interesar | Un nuevo rumor dice que el iPhone XI/11 podrá usarse bajo el agua

Sin duda lo que más destacaría de este diseño sería la pantalla y por su puesto este concept también imagina un rediseño de iOS para aprovechar la curva en los laterales. Subir el volumen se haría deslizando en un lateral hacia arriba o hacia abajo.

Además este iPhone contaría con una nueva cámara con Inteligencia Artificial capaz de analizar la foto que hemos realizado y añadir efectos. Una especie de evolución de las Live Photos actuales que sin duda es una gran idea, probablemente la más factible de todas.

Para terminar este concepto imagina una carga inalámbrica real de hasta 20 metros de distancia gracias a un nuevo cargador de Apple nuestro iPhone estaría siempre cargado sin tener que hacer nada.

Además de todo esto, este nuevo iPhone XII llegaría en muchos más colores con diferentes degradados que le darían un toque diferenciador. Se trata de un concepto que enamora pero que desgraciadamente nunca veremos, al menos en 2020.