Qualcomm y Apple llegan a un acuerdo para cesar el conflicto legal...

Qualcomm y Apple llegan a un acuerdo para cesar el conflicto legal por patentes

Las compañías volverán a trabajar juntas en el futuro sin conflictos de por medio.

Compartir

Hoy por fin ha llegado el final de la guerra entre Apple y Qualcomm. Tras varios meses de disputas legales, las compañías han decidido enterrar el hacha de guerra para evitar provocar problemas mayores en el futuro. Y sí, se podría decir que hay un claro beneficiado de todo esto y, como os podréis imaginar según lo ocurrido en el pasado, ese es Qualcomm. Desde luego, cuesta imaginar lo que habría ocurrido si Apple hubiese seguido adelante en esta contienda.

En una nota de prensa publicada recientemente, las compañías han confirmado que han firmado un acuerdo para cesar todas las demandas que afectan tanto a Apple como a los productores relacionados. Las condiciones de este acuerdo incluyen un pago a Qualcomm por parte de Apple, cuya suma no ha trascendido; y un acuerdo de licencia y de suministro de chips. De esta forma, ambas compañías volverán a trabajar juntas para desarrollar los próximos productos de los de Cupertino.

Este acuerdo de uso de licencias y de suministro de chips se extendería por un total de seis años desde el pasado 1 de abril. Aún no ha quedado claro si esto significa que volveremos a ver a Qualcomm fabricar los módems de los nuevos iPhone junto o en lugar de Intel, ya que no se han detenido a cubrir los detalles. En cualquier caso, el que ambas compañías hayan cesado esta guerra global de patentes ya es un paso bastante importante.

Te puede interesar | El nuevo Snapdragon X55 5G de Qualcomm podría dejar en ridículo al iPhone XI de Apple

En conclusión, hemos podido ver el final de un conflicto que parecía que iba a acabar extendiéndose tanto como otros que podemos encontrar en la historia de la compañía con empresas como Samsung. Por suerte para los usuarios, ambas compañías podrán volver a trabajar juntas para seguir innovando y lograr productos aún mejores que aquellos de los que disfrutamos en el presente.