Apple cuadruplica su programa de reciclaje para iPhone

Apple cuadruplica su programa de reciclaje para iPhone

La compañía siempre ha mostrado preocupación por el medioambiente.

Compartir

Apple ha anunciado recientemente que cuadruplicara sus esfuerzos en su programa de reciclaje para iPhone en Estados Unidos. Y una de sus promesas consiste en ofrecer a sus robots de reciclaje Daisy en las tiendas Best Buy a través de todo el país. Por lo que parece, además, los robots también estarán disponibles en las tiendas KPN de los Países Bajos.

Daisy es un robot de reciclaje que reemplazó al anterior robot Liam en marzo de 2016. Esta nueva versión es capaz de reciclar hasta 200 iPhone por hora acelerando así los esfuerzos de la compañía por recuperar iPhone perdidos.

La compañía de la manzana mordida siempre ha mostrado su preocupación por el medio ambiente, y de hecho es una de las compañías de tecnología más ecológicas en el plano internacional.

Te puede interesar | Gracias al iPhone, el planeta es más sostenible

Energía renovable, sostenibilidad y la preocupación de Apple por el medio ambiente

Desde Apple intentan minimizar al máximo (perdón por el galimatías) el impacto de sus productos en el planeta. Tanto los componentes de hardware como el aluminio de la carcasa de los iPhone tardan décadas en degradarse, y es por ello que la compañía emplea aluminio reciclado en muchos de sus dispositivos, incluyendo el MacBook Air y el Mac mini.

“Los productos deberían dejar su huella en el mundo, no en el planeta.”

A través de sus programas de reciclaje alrededor de todo el mundo este año la compañía de Cupertino ha recibido cerca de un millón de dispositivos. Pero Daisy es capaz de reciclar muchos más al año, hasta 1,2 millones de terminales.

“Daisy es capaz de desmontar hasta 15 diferentes modelos de iPhone.”

Para acabar, es reseñable mencionar que Apple ha invertido 2.500 millones de dólares para conseguir una producción basada en energías renovables al 100 % tanto en sus instalaciones como en las fábricas de manufacturación de Foxconn, Wistron y Pegatron.