¿Veremos el Apple TV de 6ª generación en otoño de 2019?

¿Veremos el Apple TV de 6ª generación en otoño de 2019?

Apple lo lleva renovando cada dos años, y el último modelo data de 2017

Compartir

No hace falta ser un lince para ver que Apple está cambiando la manera en la que juega sus cartas. Desde sus inicios, el gran grueso de las ganancias ha estado en los ordenadores Mac, luego en los iPod y, últimamente, en los iPhone y iPad. Ahora, ha llegado un punto en el que los usuarios ya no necesitan renovar sus equipos cada año, pudiendo aguantar con sus smartphones, tabletas y portátiles o sobremesas mucho más tiempo. Un ejemplo de ello está en el iPhone, cuyo ciclo de vida se ha alargado hasta los cuatro años gracias a las actualizaciones de software que “evitan” que la incipiente obsolescencia programada.

Para recuperar las ganancias que los iPhone ya no son capaces de generar, Apple ha creado nuevos servicios de suscripción. Por una cuota mensual, los usuarios podrán acceder a todo tipo de entretenimiento. Por un lado está Apple Arcade, una plataforma de videojuegos que en sus inicio tendrá más de 100 títulos exclusivos que se irá ampliando gradualmente. Por otro lado está Apple News+, un gran quiosco con más de 300 revistas y medios de comunicación. Por último, Apple TV+, el servicio de vídeo en streaming con producciones propias de la compañía que contará con caras muy conocidas de Hollywood y de la televisión.

Todos estos servicios serán accesibles desde los dispositivos de Apple, incluso Apple TV+ llegará a otras plataformas como Fire TV o Roku para expandir al máximo el número de usuarios que puede consumir sus series y programas de televisión. Pero hay un producto de los de Cupertino que siempre ha estado en segundo plano que podría ganar mucha relevancia con estos nuevos servicios: el Apple TV.

Antes de nada, ¿qué es el Apple TV?

Aunque todo el mundo sabe lo que es un iPhone, iPad o Mac, es muy probable que haya gente que desconozca la existencia del Apple TV, o que no sepa muy bien para qué sirve. El Apple TV es un receptor digital o descodificador que permite la reproducción de contenido multimedia desde diversas fuentes como Netflix, YouTube, HBO, Amazon Prime Video o desde dispositivos de Apple mediante la tecnología AirPlay. La primera generación fue lanzada en septiembre de 2006 en un evento junto con la quinta generación del iPod y la versión número 7 de iTunes.

En octubre de 2015 se lanzó al mercado la 4ª generación, que marcó un antes y después en el concepto del Apple TV. Esta revisión incluyó el nuevo sistema operativo tvOS, que permite a los usuarios descargar aplicaciones y juegos desde su propia App Store al más puro estilo iOS y macOS. Dos años después, en 2017, llegó una actualización con resolución 4K y un procesador más potente.

Por qué es muy probable que veamos un nuevo Apple TV a finales de 2019

La actual generación del centro multimedia de Tim Cook es uno de los sistemas de reproducción de contenido online más potentes del mercado. En su interior cuenta con el procesador A10X Bionic, una versión modificada del A10 que también está disponible en los iPad Pro de segunda generación y que posibilita la visualización de películas en alta definición y jugar a videojuegos con gran fluidez.

Sin embargo, el mundo de la tecnología avanza muy rápido, como el de los videojuegos, y cada vez se requiere más potencia para mover contenido audiovisual. A principios de septiembre de 2019 se presentarán los nuevos iPhone con el chip A13 y, viendo el resultado que ofrecen sus antecesores, estaremos ante uno de los mejores procesadores para smartphones y dispositivos móviles del mundo. Este chip sería perfecto para otorgar a un nuevo Apple TV un rendimiento sin igual.

Y es que Apple, cuando presentó el Apple TV de 4ª generación, habló de él como una consola de videojuegos capaz de hacernos olvidar de sistemas como PlayStation o Xbox. No obstante, ya sea por falta de propuestas de los desarrolladores o porque no se consiguió llamar lo suficiente la atención, nunca se vio como tal. Con Apple Arcade hay una nueva oportunidad de venderlo como la consola de videojuegos definitiva.

Lo más seguro es que los requisitos de Apple Arcade varíen dependiendo de cada título, pero como se vio en la presentación hay algunos que serán muy exigentes por su alto nivel de detalle en los gráficos. Puede que el modelo actual con el chip A10X sea capaz de correrlos, pero no queremos que sea un impedimento a nivel técnico para el desarrollo de nuevos juegos.

Además, que tanto Apple Arcade como Apple TV+ estén disponibles en otoño podría ser otro indicador de que una nueva generación del centro multimedia de la manzana mordida está de camino. El penúltimo fue lanzado el 26 de octubre de 2015, y el último el 22 de septiembre de 2017. Dos años de diferencia coincidiendo más o menos en las mismas fechas, ¿casualidad? No lo creo.