El creador de Cydia dice que el jailbreak debería haberse acabado con...

El creador de Cydia dice que el jailbreak debería haberse acabado con iOS 9

Es una práctica que se realiza cada vez menos, pero todavía tiene muy buenos seguidores

Compartir

El sistema operativo iOS lleva más de 10 años con nosotros, pero eso no significa que haya cambiado demasiado en todo este tiempo. Si bien es cierto que sufrió una “gran” transformación con la séptima actualización en cuanto a diseño, dejando de lado el skeumorfismo y adoptando una interfaz más plana, su filosofía es la misma: cerrado y con pocas opciones de personalización.

Para añadirle nuevas funciones o una apariencia no aprobadas por Apple hay que recurrir al jailbreak. Esta técnica rompe la seguridad de los iPhone y iPad, permitiendo instalar gestores de paquetes como Cydia para instalar temas, tweaks y otras herramientas.

Se podría decir que el jailbreak es casi igual de viejo que iOS. Apareció en las versiones tempranas del sistema operativo para dispositivos móviles de Apple y todavía sigue con nosotros. De hecho, la última versión vulnerable es iOS 12. Sin embargo, uno de sus principales beneficiarios cree que debió terminar hace mucho tiempo.

“La comunidad (del jailbreak) está siendo manejada por matones”

Puede que el nombre de Jay Freeman no les suene a muchos, pero sí Saurik. Se trata del desarrollador tras Cydia, el gestor de paquetes que ha acompañado al jailbreak desde sus inicios. Saurik ya no es tan activo en la comunidad como antes, y eso se refleja en que Cydia no recibe tantas actualizaciones como antaño. Esto, junto a que ha aparecido Sileo, un nuevo gestor de paquetes, augura que la muerte de Cydia no está muy lejos.

Y es que Saurik parece no tener muchas ganas de continuar con su desarrollo. En uno de sus tweets más recientes comenta que el jailbreak debería acabado en iOS 9, o puede que ante. Esta afirmación la apoya con la marcha de buena parte de los desarrolladores más importantes de la comunidad, dejándola a manos de unos “matones”.

En realidad, el jailbreak debería haber acabado durante la era de iOS 9, si no antes; hay una razón para que todos los desarrolladores responsables se marcharan hace tiempo y, ahora, la comunidad está siendo gestionada por unos matones. Todo lo que hacemos ahora solo cava un agujero más profundo para el jailbreak, lleno de fracasos.

Seguramente, los usuarios más fieles a esta práctica no ven sentido a sus palabras, pero lo cierto es que el jailbreak se realiza cada vez menos, y es más que probable que desaparezca algún día no muy lejano.