Los inversores infravaloran constantemente los servicios de Apple y las ventas de...

Los inversores infravaloran constantemente los servicios de Apple y las ventas de iPhone según Morgan Stanley

Morgan Stanley aconseja invertir en Apple y sube sus previsiones de crecimiento.

Compartir

Apple se encuentra en un periodo de evolución y los nuevos servicios presentados el mes pasado son una prueba de ello. El mercado de los smartphones ha llegado a un punto en el que crecer no es fácil, sobretodo si eres Apple. Debido a estos cambios no son muchos los analistas que aconsejan invertir en Apple, sin embargo uno de los grupos mas conocidos ha reforzado su apuesta por la compañía de Cupertino.

Morgan Stanley asegura que se está infravalorando constantemente tanto a Apple como a sus servicios y dispositivos y en una nota de la que se ha hecho eco Appleinsider recomiendan invertir sin duda en la compañía.

Si puedes, invierte en Apple

Morgan Stanley lo tiene claro y asegura que “este escepticismo, combinado con la falta de información respecto al cuándo se lanzarán y cuánto costarán estos servicios, llevó a malas previsiones de ingresos a pesar de que Apple casi ha duplicado el número de servicios este año”.

Según la compañía esto es erróneo ya que otros servicios como Apple Music, iCloud o Apple Pay se convirtieron en una fuete muy importante de ingresos para Apple en apenas un año. Además destacan el poder de los servicios de Apple y una plataforma como iOS con usuarios que gastan diez veces más que los usuarios de Android en aplicaciones móviles y que además son más fieles.

Por supuesto también han analizado el acuerdo con Qualcomm y ven despejadas las dudas sobre la llegada de la tecnología 5G al iPhone en 2020.

Por todo esto, Morgan Stanley eleva el precio objetivo de 200 a 234 dólares. Además Morgan Stanley informa que los ingresos trimestrales estará en la “zona alta” del intervalo marcado por Apple de entre 55 y 59 mil millones de dólares, en parte debido a las mejoras de China. Las ventas de iPhone se situarán en torno a los 42 millones de unidades, un 20% menos que hace un año pero mejor que sus estimaciones anteriores de 40 millones.