El malware en Mac se dispara un 60% en solo tres meses

El malware en Mac se dispara un 60% en solo tres meses

El adware también ha aumentado en un 201%

Compartir

La afirmación de que los ordenadores Mac están a salvo de virus porque no existen para ellos es falsa. Es cierto que hay menor cantidad que en equipos con otros sistemas operativos como Windows, pero están. Y según varios estudios recientes, cada vez hay más malware y programas maliciosos diseñados específicamente para los portátiles y sobremesas de la manzana mordida.

El motivo tras esta oleada de software con dudosas intenciones se desconocido. Puede que se deba a que cada vez hay más gente con Mac debido a la gran popularidad de otros dispositivos de la compañía como el iPhone. Sea el motivo que sea, el malware ha aumentado un 60% en los últimos tres meses.

Menos ataques contra usuarios corrientes, pero más contra empresas y negocios

El informe ‘Cybercrime Tactics and Techniques’ se publica trimestralmente de la mano de Malwarebytes. En él se habla sobre cómo está la situación respecto actual de la seguridad cibernética. La última entrega afirma que los ataques contra los usuarios corrientes están en descenso, mientras que los que se dirigen contra compañías y negocios van en aumento.

Curiosamente, como cuenta Apple Insider, el malware para Mac ha crecido un 62% en el último cuarto de 2018 y el primero de 2019, ocupando la primera posición el PCVARK, mientras que el adware (una amenaza capaz de recopilar información personal, historial de navegación, etc., basado en anuncios publicitarios) lo ha hecho en un 201%.

Además, se han creado nuevos tipos de ataques para ordenadores con macOS, como el uso de código abierto para crear puertas traseras o usar la potencia de los equipos para minar criptomonedas (aunque están a la baja en este sistema).

Aunque existen software antivirus para Mac, la mejor defensa es la lógica y el sentido común. No acceder a sitios web de los que desconfiemos, ni descargar aplicaciones de desarrolladores no identificados.