Apple podría rebajar el precio de los iPhone según Wall Street

    Las previsiones de ventas no son las mejores y los analistas piensan que lo mejor sería bajar los precios.

    Las expectativas de ventas de Apple no se están cumpliendo y esto podría obligar a la compañía a bajar el precio de los iPhone. Según informan desde 9to5mac, Wall Street predice una caída de entre un 5 y un 6 por ciento en los ingresos de este trimestre respecto a hace justamente un año.

    Se trata de algo que la propia Apple había admitido, tras un trimestre anterior con una revisión e sus previsiones, Apple ya comentó hace tres meses que sus ingresos este trimestre serían inferiores a los de hace un año. Esta caída es directamente proporcional a la caída en ventas de los iPhone.

    Bajar el precio es una serie opción

    Los datos que manejan estos analistas no difieren mucho de los facilitados por Apple, es decir que aunque la caída sea de un 5-6% era algo que ya sabíamos. Apple comunicó que sus ingresos se situarían entre 55 y 59 mil millones de dólares este trimestre. Los 4 analistas de Wall Street sitúan los ingresos en torno a 57 mil millones.

    Sin embargo no parece ser este el trimestre problemático, en su análisis estos analistas muestran su preocupación por el próximo trimestre. Estiman que hay entre 60 y 70 millones de usuarios con iPhone que van a renovar su dispositivo este año, y no está claro que vayan a elegir uno de Apple.

    Por ese motivo el principal reclamo de la compañía podría ser una bajada de precios en la gama iPhone para convencer a estos usuarios de renovar. No sería algo nuevo, el HomePod acaba de bajar de precio.

    «Apple necesita asegurarse de que no pierden a sus actuales clientes de iPhone y podríamos ver reducciones de precio en los próximos meses»

    Este informe detalla que marcas como Huawei o Xiaomi le están comiendo terreno a Apple especialmente en China, donde el precio de estos dispositivos es mucho más barato que el de los iPhone. Además los servicios presentados recientemente depende de ello, asegurarse de que los usuarios no cambian a Android, es vital para proteger el creciente negocio de servicios de Apple.