Las futuras pantallas micro-LED de los iPhone ya se están desarrollando en...

Las futuras pantallas micro-LED de los iPhone ya se están desarrollando en Foxconn

Podrían estar listos para 2021

Compartir

No hay que esperar grandes cambios en los iPhone de este año. Probablemente, la triple cámara trasera sea la mayor novedad que encontremos en los smartphones de gama alta de Apple, mientras que la doble cámara trasera llegaría al sucesor del iPhone XR. El diseño, a grandes rasgos, sería el mismo y, por supuesto, incorporará un nuevo procesador, el supuesto A13 Bionic.

Pero que los próximos iPhone no supongan una revolución no significa que dentro de un par de años no veamos cambios verdaderamente importantes. De hecho, Apple ya está pensando en cómo serán esos terminales o, al menos, en cómo serán sus pantallas.

La tecnología micro-LED tiene grandes ventajas frente a la OLED

Apple lleva utilizando pantallas OLED desde hace bastante tiempo, primero con el Apple Watch y luego con el iPhone X, XS y XR. Estos paneles ofrecen una mejor calidad de imagen frente a las LCD, y eso repercute también en su coste. Es por eso que todavía no hemos visto un iPad Pro con pantalla OLED, pero en un futuro podríamos verlos con una que es incluso mejor.

Según Economic Daily News, Apple estaría invirtiendo mucho dinero para que Foxconn avanzara en sus avances con la tecnología micro-LED.

Los paneles micro-LED comparten varios de los beneficios de los que también disponen los OLED, pero sin sus inconvenientes. Ofrecen la misma riqueza de color ya que cada píxel se ilumina por sí solo, sin necesidad de retroiluminación. Sin embargo, al no estar hechos con sustancias orgánicas, no se degradan con el paso del tiempo, siendo esta una de las mayores pegas del OLED, que sus paneles acaban “quemándose” y disminuyendo su brillo.

Si los paneles micro-LED no se están desarrollando en masa es por su elevado precio, mayor que el de los OLED. No obstante, en unos cuantos años serán más asequibles y los veremos en los iPhone y Apple Watch.

Apple utilizará una tecnología similar, aunque de menor calidad, en su nuevo monitor de 31.6 pulgadas: la mini-LED. No tiene la misma densidad de píxeles por pulgada que la micro-LED, lo que repercute en una calidad de imagen inferior, pero es más que suficiente.