Tim Cook asegura estar conforme con el acuerdo con Qualcomm

Tim Cook asegura estar conforme con el acuerdo con Qualcomm

Ambas compañías volverán a trabajar juntas para llevar el 5G a los iPhone

Compartir

Una compañía tan importante como Apple está acostumbrada a las demandas, aunque casi ninguna suele alcanzar la magnitud de su litigio con Qualcomm. Durante los últimos meses, las dos firmas estadounidenses se han visto envueltas en problemas legales con cantidades de dinero multimillonarias.

Qualcomm demandó a Apple por no haberle abonado unos supuestos royalties que le pertenecían por unas patentes, y Apple contraatacó con otra demanda por prácticas anticompetitivas. Hace unas semanas se vieron las caras en San Diego, donde llegaron a un acuerdo por el que Apple le pagaba 6 billones de dólares. Durante la presentación de los resultados financieros de la compañía del Q2 2019, Tim Cook aseguró que estaba conforme con la resolución.

Ambas volverán a trabajar juntas por unos cuantos años más

Tim Cook está contento de haber podido dejar atrás este litigio que parecía interminable y que se había expandido fuera de Estados Unidos. Están de tan buen rollo que han decidido volver a trabajar juntas como en los viejos tiempos.

Qualcomm tiene un acuerdo para ser el proveedor de Apple durante varios años, aunque no se ha especificado de qué. Tim Cook tampoco ha revelado qué componentes son los que recibirán del fabricante de chipsets, aunque es un secreto a voces que serán modems 5G.

Como explica iPhone Hacks, Qualcomm y Samsung serán las encargadas de fabricar los modems 5G que se incluirán en los futuros iPhone. Se espera que los primeros smartphones en incluirlos sean los de 2020, por lo que la generación de 2019 tendrá que seguir conformándose con la conectividad 4G.

No es ningún drama que los iPhone que veremos dentro de unos pocos meses no incluyan la capacidad de conectarse a redes 5G. Muy pocas operadoras en el mundo cuentan con infraestructura compatible, y las que la tienen están sufriendo problemas para ofrecer un servicio decente, como es el caso del Galaxy S10 de Samsung en Corea del Sur.