Las nuevas tasas de Trump subirán el precio del iPhone si Apple...

Las nuevas tasas de Trump subirán el precio del iPhone si Apple lo sigue fabricando en China

O fabricas fuera de China o el precio del iPhone sube un 15%, una locura.

Compartir

Sabemos que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está muy obsesionado con que las empresas estadounidenses fabriquen sus dispositivos en su país natal y de nuevo se ha pronunciado dando detalles sobre las posibles nuevas tasas. En caso de ser ciertas, Apple tendría que dejar de fabricar en China o subir el precio del iPhone hasta un 15%.

Actualmente, los aranceles a la importación de dispositivos fabricados en China están fijados en un 10%, pero Trump quiere subirlos hasta un 25%. Si esto es cierto, Apple y otras compañías se verían en una difícil situación que pondría en serios apuros sus cuentas.

Una subida de impuestos del 15%

Actualmente Apple se libra de pagar el 25% en sus dispositivos importados, pero Trump ha declarado que esto va a cambiar y que todas las empresas tecnológicas pasaran a pagar esa cantidad. En algunas ocasiones las empresas han asumido estas subidas de impuestos, pero un 15% es imposible de asumir.

Te puede interesar | Tim Cook trollea a Trump y se pone Tim Apple de nombre en Twitter

Esto dejaría a Apple en una situación muy difícil ya que se vería obligada a mover la producción de sus dispositivos que van a EEUU a otro país, quizás por eso India este cobrando tanta importancia últimamente. Sin embargo, mover la producción le crearía más enemigos a Apple, sobretodo el gobierno chino.

Según varios analistas Apple podría “dejar de recibir componentes clave para la fabricación del iPhone y el Apple Watch y sería difícil mantener la producción”. Ya sabemos que mover la fabricación es un proceso lento y costoso ya que en China se establecen numerosas fábricas de componentes que no hay en otros países. Ya vimos como un solo tornillo podía ser el culpable de que los Mac no se pudieran fabricar en EEUU.

Veremos cómo se termina solucionando todo pero Trump parece ir a por todas, sin embargo fabricar el iPhone en EEUU es demasiado complejo y mover la producción lleva demasiado tiempo, un tiempo que Trump parece no estar dispuesto a esperar.