Snapchat bloquea a los usuarios con jailbreak en su iPhone

Snapchat bloquea a los usuarios con jailbreak en su iPhone

Si todavía no se está baneado y no se quiere renunciar al jailbreak, hay una manera de pasar desapercibido

Compartir

El jailbreak permite instalar modificaciones no aprobadas por Apple en dispositivos iOS como el iPhone o iPad, lo que resulta en un grado de personalización extrema y sin límites mediante temas y tweaks. Sin embargo, el jailbreak también permite modificar apps añadiendo funciones no soportadas oficialmente, cosa que no gusta a los desarrolladores.

Aunque Snapchat ya no tiene el volumen de usuarios que tuvo hace algunos años, sigue siendo una red social muy usada. Es muy probable que miles de usuarios la utilicen en un iPhone con jailbreak sin ningún problema, pero eso es algo que se ha terminado: está baneando a los usuarios con smartphones de Apple modificados.

El simple hecho de tener jailbreak en tu iPhone es motivo de baneo para Snapchat

Parece ser que la red social del fantasmita está bloqueando el acceso a los usuarios con jailbreak de forma temporal, sin importar si estás utilizando la versión oficial de la app o una de terceros que ofrezca más funciones.

Más que bloquear la cuenta, lo que se ha descubierto es que se imposibilita el acceso a Snapchat desde el dispositivo iOS con jailbreak, por lo que no habría ningún problema para iniciar sesión desde otro smartphone “limpio”.

Si no estás dispuesto a renunciar al jailbreak para seguir usando Snapchat, existe una forma de evitar el bloqueo si todavía no lo han detectado en tu iPhone: hay que instalar el tweak Unsub de Nepta. Según iPhone Hacks, este tweak desactiva la inyección de Substitute en Snapchat.

No obstante, si ya estás babeado, todavía puedes usar Unsub y esperar 24 horas para ver si vuelves a recuperar el acceso a Snapchat, aunque no se asegura que sea 100% efectivo.

Es mejor actuar cuanto antes, pues hay posibilidades de que la red social bloqueé la cuenta permanente. Hay casos reportados en el pasado, y esta vez no tiene por qué ser diferente.