WhatsApp admite un fallo de seguridad que permitía espiar a los usuarios

WhatsApp admite un fallo de seguridad que permitía espiar a los usuarios

Una compañía israelí aprese estar detrás de estos ataques a través de WhastApp

Compartir

La mayor aplicación de comunicación del mundo acaba de admitir que un fallo de seguridad ha permitido instalar software espía en los dispositivos de sus usuarios. WhatsApp sospecha que se trata de de un grupo de espionaje israelí llamado NSO Group y los dispositivos afectados son tanto iPhone como Android.

El software espía funcionaba a través de las llamadas de WhatsApp, de hecho aunque no cogieras la llamada el programa se instalaba en tu dispositivo. Desde ese momento este grupo era capaz de seguir tus movimientos. En teoría la última actualización de WhatsApp corrige este fallo por lo que te recomendamos que actualices a la versión 2.19.51.

¿Quién está afectado por el fallo de seguridad de WhatsApp?

Según los detalles que se tienen hasta ahora que han sido desvelados por Financial Times, no se trata de un ataque a gran escala. La compañía israelí ha dirigido muy bien este ataque y los destinatarios han sido organizaciones de derechos humanos que ya han sido avisados de este software malicioso. Sin embargo, WhatsApp ha comunicado que es demasiado pronto para “estimar cuántos teléfonos fueron atacados”.

Te puede interesar | Ya sabemos qué iPhone se quedarán sin WhatsApp en menos de un año

El spyware o software espía que se instalaba en los dispositivos era extremadamente sofisticado, con una llamada perdida a WhatsApp ya se instalaba y lo peor de todo es que la llamada desaparecía del registro, por lo que es muy difícil identificar quién esta detrás.

Todas las pruebas indican que NSO Group está detrás de los ataques. Se trata de un grupo de espionaje de origen israelí que ya ha dado servicio a varios gobiernos del mundo y que ha actuado de manera similar en el pasado.

WhatsApp ha declarado que conocieron el problema hace poco menos de un mes e inmediatamente se pusieron en contacto con los posibles afectados y lanzaron una actualición de su app en cuanto pudieron. Esperemos que los afectados no hayan sido muy numerosos.