Después de saber esto quizás no quieras tocar tu iPhone

Después de saber esto quizás no quieras tocar tu iPhone

Pasar tu teléfono sumergible por el grifo no hará que deje de estar sucio.

Compartir

No dejamos ni a buenas ni a malas nuestro iPhone. Poco a poco se ha ido convirtiendo en nuestro fiel compañero de aventuras, y siempre tenemos que tenerlo a nuestro lado para poder respirar tranquilos. Pero, ¿y si te dijéramos que lo último que querrías hacer sería estar tocándolo constantemente? Sí, sabemos de sobra que es complicado dejar nuestro teléfono tranquilo incluso con Tiempo de uso, pero creednos, después de leer esto querrás darle un buen descanso. Al menos mientras os recuperáis del susto.

Como decíamos, son pocos los momentos en los que dejamos nuestro teléfono reposando. Ya ni hablemos de los que tenemos en nuestras muñecas un Apple Watch o algo similar. Sin embargo, precisamente por eso, nuestro teléfono se ha convertido en el hogar perfecto para todo tipo de bacterias, virus y hongos. Y según lo que nos cuentan desde iDropNews, la situación es incluso peor de lo que nos imaginamos. Eso sí, también hay ciertas recomendaciones que podréis seguir para una experiencias “más limpia”.

Según un estudio realizado por la Universidad de Oregón, en nuestros teléfonos conviven más de 7.000 tipos diferentes de bacterias. Y de ellas, un quinto no estaba presente en las manos de los participantes de la investigación. Es decir, al usar nuestro teléfono no solo estamos expuestos a un pequeño almacén de bacterias que hemos ido dejando, sino que también lo estamos a bacterias procedentes de las superficies en las que hemos dejado el dispositivo, o simplemente de la gente con la que hemos compartido el teléfono.

Como siempre es necesario recordar, estar expuesto a bacterias es algo completamente normal y necesario. Sin embargo, esto no quiere decir que no tengamos que limpiar de vez en cuando nuestro teléfono. Al ser una fuente de calor, se trata de un lugar perfecto para la proliferación de las bacterias, pero un repaso en el grifo no solucionará las cosas. Debemos usar dispositivos como PhoneSoap para poder eliminar las bacterias de nuestro teléfono de una forma eficaz.

Te puede interesar | Cómo controlar el tiempo de uso del iPhone y iPad por parte de los niños

Eso sí, de poco van a servir estas limpiezas si no corregimos algunos de nuestros hábitos. Entre ellos, la mala costumbre de usar el teléfono en el baño, especialmente en baños públicos. No hace falta decir que lavarse las manos es inútil si volvemos a coger el teléfono que hemos estado usando mientras hacíamos nuestras cosas. Simplemente es necesario ser un poco más higiénicos, y ya no por las bacterias, sino simplemente por no usar un teléfono que ha pasado por según que sitios.