Los PowerBeats Pro se dan un buen baño y logran interesantes resultados

Los PowerBeats Pro se dan un buen baño y logran interesantes resultados

Los PowerBeats Pro mejoran su diseño sin perjudicar su resistencia al agua.

Compartir

Tras lanzar un nuevo modelo de los AirPods, los auriculares inalámbricos que tanto éxito han logrado cosechar, Apple decidió continuar mejorando sus líneas de auriculares. Esta vez, lo hicieron con una nueva versión de una de las opciones más atractivas de su marca Beats, los PowerBeats. Hasta el momento, estos auriculares se mantenían como la alternativa deportiva a los AirPods, sin embargo, tenían un importante inconveniente para algunos: el cable que unía ambos auriculares.

Con los PowerBeats Pro, los de Cupertino eliminaron ese cable que para algunos servía para evitar perder los auriculares e integraron las mejoras que ya habían llevado a la renovación de los AirPods. Además, el diseño de estos nuevos Beats es aún más resistente que el de los anteriores modelos, permitiendo un uso intenso de los mismos. Esto, combinado con la carga rápida, permiten convertirlos en una opción fantástica para los que no terminan de quedar convencidos por el diseño de los AirPods.

Pero, por supuesto, de nada sirve decir que estos auriculares son más resistentes si no se les pone a prueba. Por eso, desde MacRumors han preparado un test que nos permitirá conocer su aguante frente a uno de sus grandes enemigos, el agua. En teoría, los PowerBeats están preparados para aguantar el sudor sin problemas, pero esta prueba ha ido más allá.

Y los resultados han sido realmente sorprendentes, y es que los auriculares no solo han aguantado unas gotas, sino que han podido resistir hasta 20 minutos sumergidos de forma continuada. Y podrían haber continuado, ya que estos seguían funcionando sin problema, a pesar de que por su certificación IP X4 tan solo alcanzarían los 10 minutos.

Te puede interesar | Beats lanza oficialmente los Powerbeats Pro con el chip H1 de los AirPods 2

En cualquier caso, es importante indicar que este test tan solo demuestra que el diseño está preparado para resistir el agua de forma eficaz. Esto no quiere decir que estén hechos para su uso en el agua. Por este motivo, os recomendamos que no intentéis usar vuestros auriculares en la ducha, ni mucho menos en piscinas u otros entornos similares.