Tan solo 1 de cada 4 usuarios está contento con su operadora

Tan solo 1 de cada 4 usuarios está contento con su operadora

La CNMC muestra las principales razones por las que los usuarios deciden cambiar de operadora de telecomunicaciones.

Compartir

Fuente: Wikimedia (Andreuvv)

Seamos sinceros, aún nos cuesta mucho cambiar de operadora. Nuestras comunicaciones son una parte fundamental de nuestra vida, y no nos podemos permitir vivir desconectados. Quizá a base de datos si mantenemos nuestros teléfonos móviles activos, pero no completamente fuera de la red. Además, ahora también nos proveen de contenidos de entretenimiento que, aunque no son imprescindibles, poco a poco se han convertido en parte de nuestra rutina, ayudándonos a pasar esos ratos muertos.

Quizá es ese miedo a estar desconectados lo que nos hace evitar el tema de cambiar de operadora, a pesar de que en muchos casos sabemos perfectamente que otros nos ofrecen algo mejor. Según un estudio de la CNMC, tan solo 1 de cada 4 usuarios está satisfecho con el servicio de su operadora de telecomunicaciones. Aun así, tan solo el 15% ha decidido cambiar a otra en el pasado año. Incluso cuando somos conscientes de que en otros pagaríamos menos por la misma oferta.

Esta encuesta fue realizada a 4.987 hogares y 9.194 individuos como parte del Panel de Hogares CNMC, realizado durante el cuarto trimestre de 2018. Este estudio permite conocer la percepción de proveedores de servicios básicos como el agua, la luz o las comunicaciones por parte de los consumidores.

Como informan desde Andro4All, entre las principales razones de cambio destacan un mejor precio, y en menor medida, los beneficios de ofertas empaquetadas como One o Fusión, o un servicio de atención al cliente poco satisfactorio. Razones con las que todos nos podríamos identificar si hemos pasado en algún momento por un cambio de este tipo.

Personalización de paquetes convergentes, ¿una opción que no termina de funcionar?

Nos encontramos en un momento en el que hasta las grandes marcas están apostando por crear pequeñas submarcas como O2 o Vodafone Bit para ofrecer un servicio simple y eficaz, sin complicaciones, pero no terminan de dar con el clavo. Son realmente atractivas por lo fáciles de entender que son, pero a cambio reducen las prestaciones que ofrece la marca principal. Y la pregunta es, ¿no sería mejor simplificar la oferta principal y dejar que cada persona elija solo lo que quiere?

Te puede interesar | Ya se puede usar la doble SIM de los iPhone XS y XR con Orange y Movistar

Ofertas como la de Orange con Love se acercan bastante a lo que esperaríamos del resto de gigantes, pero parece que no termina de cuajar. La buena noticia es que cada vez vamos perdiendo el temor que comentábamos al principio, al igual que muchos ya lo hemos perdido con los bancos. Porque no está mal que lo queramos todo, pero no debería temblarnos el pulso a la hora de cambiar cuando nos ofrecen algo mejor.