El programa de reemplazo de teclado ahora incluye el MacBook Pro de...

El programa de reemplazo de teclado ahora incluye el MacBook Pro de 2019 y el MacBook Air

El servicio de reemplazo ya cubre los modelos más recientes de las gamas de portátiles de Apple.

Compartir

El teclado con switch con diseño de mariposa podría considerarse como una de las peores innovaciones que Apple ha introducido estos últimos años en sus portátiles. Lo que parecía ser la manera perfecta de reducir el grosor de sus ordenadores manteniendo una sensación realmente similar a la de los anteriores teclados se ha acabado convirtiendo en una gran pesadilla. Una pesadilla que sigue acechándoles, y no precisamente porque no hayan tenido la oportunidad de echarse atrás.

Desde que fue introducido en la renovación del MacBook, este diseño de teclado ha estado provocando diversos problemas que han acabado generando la necesidad de crear un programa específico para la reparación de estos teclados. Algo que facilita mucho las cosas para los usuarios que tienen que enfrentar este inconveniente.

Y por supuesto, esto entra dentro del gran servicio de atención técnica del que hace gala Apple, pero no logran evitar el problema en sí. Tan solo ponen un parche esperando que sea suficiente, y ahora, es el turno de ir preparando para ese parche a los nuevos MacBook Pro, lanzados ayer, y los MacBook Air.

A pesar de que estos portátiles han recibido una actualización del diseño del teclado, una segunda generación del switch con diseño de mariposa, parece que no han terminado de solventar el problema. Al menos, eso es lo que han dado a entender cuando hoy se ha actualizado la lista de modelos incluídos en el programa de reemplazo de teclado, como indica 9to5Mac. En ella, ahora se incluyen estos nuevos modelos, incluso cuando el MacBook Pro ha tenido ayer mismo su última actualización.

Te puede interesar | Apple arreglará gratis los MacBook Pro afectados por el ‘flexgate’

Al igual que con otros modelos, en el caso de que el teclado comience a fallar podremos hacer uso de este programa. Tan solo tendremos que acudir a una Apple Store o contactar con el servicio técnico para concertar la reparación. Además, parece que tendremos la posibilidad de acceder al programa incluso cuando pasen varios años, ya que los usuarios del MacBook de 2015 aún pueden hacerlo. En cualquier caso, lo mejor será desear no tener que hacer uso de él nunca.