Sí, Tim Cook ha invertido en una ducha inteligente: así funciona Nebia

Sí, Tim Cook ha invertido en una ducha inteligente: así funciona Nebia

Una ducha hecha para ofrecer la mejor experiencia ahorrando agua en el proceso.

Compartir

Los CEOs no están obligados a mantener su vista fijada única y exclusivamente en la compañía que dirigen. De hecho, es importante que sean abiertos de miras para poder ver nuevas amenazas y posibles oportunidades de inversión. Hoy, os presentamos una de las inversiones más curiosas de Tim Cook, el CEO de Apple, esa compañía que tanto nos gusta por aquí. A simple vista, parece que se trata de una simple ducha con un diseño algo raro, pero Nebia es mucho más.

Nebia es el nombre de la ducha que ha sido nombrada por varios medios como la mejor del mundo. Se trata de un producto pensado para convertir nuestro baño en un spa del que jamás querremos salir, y que además nos permitirá ahorrar agua en el proceso, con lo que no tendremos excusa para no permanecer dentro un rato más. Y los que están fuera tampoco podrán quejarse al ser una ducha más eficiente que nunca.

El diseño de la ducha permite aprovechar cada litro de agua al máximo, de forma que el ahorro se hace notable con el paso de los meses. Además, el agua se siente más caliente, y cada gota cae más rápidamente que en una ducha normal mientras que cubre una superficie más amplia de nuestro cuerpo. Como véis, a Nebia no le faltan ventajas para ser una buena inversión, especialmente sabiendo que puede ayudar en gran medida en algo tan importante como lo es el ahorro de nuestro recurso más preciado, el agua.

Te puede interesar | Tim Cook: “Si amas lo que haces, no trabajarás ni un solo día en tu vida”

Eso sí, lo único que no nos sentará nada bien será el precio de Nebia, que cuesta 499 dólares, a lo que tendremos que sumarle el envío si lo hacemos desde fuera de EEUU. Nebia no es un producto nada barato, pero la compañía parece estar muy segura de que podremos compensar ese desembolso con los ahorros económicos que proporciona. Aunque bueno, también es cierto que si los clientes tienen el mismo nivel económico que sus inversores, no tendrán nada de lo que preocuparse.