El Samsung Galaxy Note 10 tendría una nueva función que se ha...

El Samsung Galaxy Note 10 tendría una nueva función que se ha rumoreando mucho en el iPhone

Samsung adoptaría un concepto de diseño sin botones físicos ni puerto de auriculares

Compartir

Samsung Galaxy Note 9

Varios rumores indican que el próximo buque insignia de Samsung, el Galaxy Note 10, llegaría al mercado con un concepto de diseño basado en la desaparición de botones físicos y la eliminación del mini jack para auriculares, similar al que se ha mencionado para el iPhone de 2020.

Nuestros colegas de Andro4all se han hecho eco de un informe de Android Police con información fiable sobre los planes a corto plazo de la compañía surcoreana, quien al parecer ha decidido retirar el puerto para auriculares de este nuevo teléfono.

Samsung y Apple irían por un diseño sin marcos ni botones

Varios de los conceptos de diseño que circulan por Internet actualmente sugieren que tanto Apple como Samsung buscarían aplicar a sus teléfonos insignia un diseño que no contemple marcos (o los tenga muy reducidos) y, además, elimine los botones físicos del cuerpo del terminal.

Samsung Galaxy Note 10 concepto

Así lo pudimos ver en un concepto de diseño no oficial del iPhone de 2020 que diseñó un usuario, pensándolo con un cuerpo unibody y con una pantalla curva hasta los bordes, sin ningún tipo de botón y con carga inalámbrica real.

Pero, ahora, salen a la luz nuevos datos aparentemente fiables al respecto del nuevo teléfono estrella que Samsung presentaría entre agosto y septiembre de este mismo año y que sostienen la intención de la compañía.

Tal y como lo detalla la información, el nuevo Galaxy Note 10 prescindiría de los botones físicos de volumen, encendido y Bixby (su asistente virtual), sustituyendo estos mecanismos por áreas sensibles a la presión, rasgo que hemos visto ya en teléfonos como el HTC U12+.

Y, en relación a la eliminación del jack de auriculares, la compañía asiática se uniría a la tendencia que otras compañías ya han adquirido, como lo hizo Apple cuando presentó al iPhone 7, optando por el puerto USB-C.