El nuevo Mac Pro tiene un soporte que cuesta tanto como un...

El nuevo Mac Pro tiene un soporte que cuesta tanto como un iPhone XS

Uno de los accesorios del Pro Display XDR supone un desembolso tan grande como un iPhone XS.

Compartir

En Apple tienen un serio problema a la hora de fijar los precios de ciertos productos. Está claro que la compañía fabrica productos de gran calidad con un servicio post-venta igual de bueno, y que cuidan al máximo cada detalle. También es cierto que, en sus principales líneas de productos, crean tanto el hardware como el software para que ambos funcionen de forma óptima. Sin embargo, en ciertas ocasiones esto va demasiado lejos hasta para los mayores seguidores de la compañía.

Durante la pasada keynote inaugural de la WWDC19 se presentó el último intento de Apple por recuperar el mercado profesional, el nuevo Mac Pro. Este nuevo Mac se trata de una propuesta de lo más interesante que no hace ningún compromiso para que sus usuarios no tengan que preocuparse de nada. Y por supuesto, ya se esperaba que este producto tendría un precio incluso más alto de lo normal. Por eso, nadie se sorprendió cuando se anunció el precio de este, el problema llegó con la pantalla que le acompañó.

En la misma presentación, Apple presentó el que sería el monitor perfecto para los compradores de este Mac Pro. La Pro Display XDR es una magnífica pantalla a través de la cuál los desarrolladores podrán darle forma a sus mejores obras. Cada detalle de esta pantalla ha sido tratado al milímetro, desde el panel a el soporte de la misma. La cuestión es que no deberían haberle prestado tanta atención al stand si finalmente se han visto obligados a ponerle un precio de 999 dólares.

El Pro Stand fue presentado como parte del Pro Display XDR, pero no fue igualmente recibido por el público, que mostró su descontento en el mismo anuncio del precio. Las opciones que ofrece Apple son la compra de un accesorio de montaje VESA, o el Pro Stand. En ninguno de los dos casos está incluido con el monitor, lo que está bien para aquellos que ya disponen del equipo necesario, pero no tanto para aquellos que tendrán que adquirir uno de los accesorios.

Te puede interesar | 52.000 dólares: esto es lo que te costaría la configuración más cara del nuevo Mac Pro

Quizá la solución podría haber sido revelar primero el precio del monitor con el Pro Stand incluido, para después anunciar una opción sin el accesorio, lo que probablemente habría mejorado su recepción. Pero parece que ni la propia Apple sabía muy bien cómo venderlo ante el público del evento.