¿Cómo puede impactar el hosting en nuestro negocio? Todo lo que necesitas...

¿Cómo puede impactar el hosting en nuestro negocio? Todo lo que necesitas saber al respecto

Compartir
usando una tablet

A la hora de pensar en un negocio online o en un proyecto fuertemente anclado en el complejo y diverso mundo web, hay mucho factores a tener en cuenta. Si bien Internet nos da la ilusión de que todo es sencillo y gratuito, la verdad es un poco más compleja que eso. Sin ir más lejos el servicio de hosting es clave para que una marca pueda predominar dentro de un terreno tan competitivo y repleto de variables. En este artículo, te contaremos todo lo que debes saber sobre hosting y sus implicaciones prácticas.

Cada vez pasamos más tiempo mirando la pantalla de nuestro iPhone. La tecnología ha evolucionado a un punto en el que casi todo se puede conseguir en cuestión de segundos deslizando nuestro dedo pulgar sobre un smartphone. Desde servicios médicos, compras de pasajes de avión y hasta citas amorosas, todo cabe en una app o en una página web. Ahora bien, Internet suele parecer un mundo infinito donde todo es sencillo y gratuito, en donde el éxito está esperando a la vuelta de la esquina. Lamentablemente, la realidad es un poco más compleja que ello. Es por eso que vamos a hablar del servicio hosting.

Funcionamiento de un hosting

El hosting es el servicio que se encarga de hacer que nuestra página web, así como muestra tienda nube, esté disponible para todos los usuarios, garantizando su correcto funcionamiento y administrando la base de datos para que la información volcada allí esté protegida. Además, es clave a la hora de pensar en los detalles de nuestro proyecto: ¿cuántas páginas web con el mismo dominio vamos a necesitar? ¿Se puede operar con la misma facilidad con iOS o Android? ¿Qué tipo de diseños y gadgets soporta este hosting y cuál no?

Lo cierto es que vivimos en un mundo en donde Apple es una de las empresas que más recauda año tras año, compitiendo con otras firmas importantes del sector tecnológico. Negar que la digitalización se ha apoderado de una parte grande del mundo de los productos y servicios sería ser más que necio. Es allí donde radica la centralidad de pensar factores como el hosting a la hora de ver el éxito de las distintas páginas web.

Hosting en vivo

En primer lugar, debemos asegurarnos que el servicio que contratemos se adapte a las particularidades de nuestra idea. No es lo mismo armar un sitio de venta online, que un portal de noticias online, el cual debería poder soportar miles de visitas al mismo tiempo. Así, mientras un servicio de hosting especializado debe garantizar su correcto funcionamiento y guardado de datos para que las ventas se realicen, otro puede ser experto en grandes caudales de visitas.

Otro factor a tener en cuenta es la capacidad del hosting de funcionar en distintos tipos de dispositivos: ya nombramos el ejemplo de iOS y Android, pero este tema no se acaba allí. Estamos en un momento histórico en el que conviven diferentes dispositivos, como las computadoras de escritorio, las notebooks, los smartphones, ipads, consola de juegos y más. Que nuestra web se encuentre disponible para esos distintos formatos, es fundamental para afianzar nuestra firma y fidelizar clientes.

velocidad navegación web

Por último, la velocidad se ha vuelto en el fetiche de estos últimos años. Si nuestra página web va a ser rica en imágenes y vídeos, debemos asegurarnos de que el hosting pueda alojar toda esa información y reproducirla de manera veloz, porque ¿quién puede hoy en día esperar minutos frentes a la pantalla? Hoy más que nunca, con Internet, el tiempo es dinero y un buen hosting es la mejor inversión