Apple patenta un sistema de carga inalámbrica para el supuesto Apple Car

Apple patenta un sistema de carga inalámbrica para el supuesto Apple Car

La carga inalámbrica llevada a los coches, una de las posibles funcionalidades del Apple Car.

Compartir

Apple Car

Todos los motores necesitan energía, ya venga de combustible fósil, hidrógeno o directamente electricidad. Sin embargo, lo que siempre puede cambiar es la manera en la que le suministramos esa energía. Para Apple, parece que llevamos ya demasiado tiempo usando el clásico sistema de los surtidores, que ha intentado imitarse hasta para los coches eléctricos. Ahora, los californianos quieren recargar su futuro coche de forma inalámbrica.

Llevamos ya un tiempo sin saber si el Apple Car llegará finalmente a buen puerto. Tras el reporte de DigiTimes en el que se indica que las gafas de Apple podrían haber sido canceladas, el coche parece un proyecto incluso más utópico. Poco a poco el lineup de productos sorprendentes que Apple parecía tener preparado se va reduciendo, y a los usuarios no nos gusta nada el camino que podría estar tomando la compañía según los rumores. Por suerte, la innovación parece continuar igualmente.

Gracias a un nuevo aporte de Patently Apple, hemos podido conocer la existencia de patentes que muestran un concepto de carga inalámbrica para coches. Este sistema, combinaría la carga inalámbrica con un sistema de control que permitiría alinear el vehículo perfectamente para optimizar el proceso. De esta forma, se aumentaría la eficiencia, hasta el punto de que por fin podría ser viable dejar atrás los cables.

Te puede interesar | Un Apple Watch con pantalla ¿plegable?, este concepto muestra algo parecido

Sistema Carga Inalámbrica Apple Car
Fuente: Patently Apple

En comparación con la misma tecnología pensada para los dispositivos móviles, en este caso parece mucho más útil. En el caso de los cargadores inalámbricos de nuestros teléfonos, no podemos mover el dispositivo mientras lo cargamos. Pero en esta ocasión, no necesitamos mover el vehículo para nada mientras lo cargamos, de forma que parece tener mucho más sentido. La cuestión es si podremos ver una tecnología de este tipo en el mundo real, con la capacidad de cargar la batería de un vehículo eléctrico.