La popular aplicación FaceApp genera dudas sobre la privacidad de tus fotos

La popular aplicación FaceApp genera dudas sobre la privacidad de tus fotos

Una nueva app de filtros fotográficos pone en duda la seguridad de los datos de sus usuarios.

Compartir

Truedepth iPhone

Estas últimas semanas hemos visto cómo, de nuevo, una aplicación de efectos fotográficos se ha vuelto a poner entre las más descargadas de la App Store. Gracias a un efecto en particular que envejece a los sujetos de las fotografías, FaceApp ha logrado una popularidad increíble que recuerda a una muy similar llamada Meitu que hace unos años provocó el pánico.

La cuestión es, que podría tratarse de un caso muy similar, como informan desde 9to5Mac, y hoy os daremos una razón por la que es mejor que os penséis dos veces el descargarla. Al menos, si es que apreciáis vuestra privacidad tanto como deberíais.

Como comentamos, hace ya un par de años apareció una app llamada Meitu que ofrecía filtros para nuestros selfies. Gracias a ella, los usuarios podían publicar fotos ultramaquilladas sin demasiado esfuerzo. Sin embargo, lo que hacía en efectos, lo cobraba en datos. Gracias a los permisos de los que gozaba la app, podía acceder a multitud de datos sobre el dispositivo que luego eran enviados a los servidores de la compañía, según ellos para mejorar el rendimiento de Meitu.

Ahora, FaceApp ha aparecido en escena de una forma similar. Gracias a un reto viral, la app ha tomado las redes con fotografías de nuestros rostros de ancianos. No obstante, su funcionamiento está levantando muchas sospechas. Por ejemplo, un usuario de Twitter ha indicado que FaceApp lista todas las fotografías de una forma diferente según está conectada o no a la red, lo que podría sugerir que está subiendo estas a servidores externos.

Te puede interesar | ¡El clásico logo arcoíris de Apple podría regresar!

De momento, es recomendable que procureis manteneros alejados de esta aplicación mientras sus desarrolladores no aclaren las razones por las que ocurre esto. Desde luego, la explicación debería de ser lo suficientemente convincente como para mantener una app que tendría acceso a toda nuestra biblioteca de fotos (si se lo hemos permitido, claro). Por ahora, habrá que esperar esa respuesta, esperando que se trate de algún tipo de falsa alarma.