El Apple Watch podría haber salvado otra vida detectando un problema de...

El Apple Watch podría haber salvado otra vida detectando un problema de corazón

Gracias a las notificaciones de ritmo cardíaco del Apple Watch, un hombre ha sido diagnosticado de una importante dolencia cardiaca.

Compartir

Ritmo cardiaco irregular

El Apple Watch tiene diversas funciones capaces de ayudarnos en nuestro día a día, y aunque no las necesitamos para poder resolver todos nuestros problemas, hay ciertas características capaces de salvar nuestra vida. Gracias a los sensores del reloj, este es capaz de controlar con una alta precisión su estado, y puede llegar a emitir avisos en caso de que algo no vaya como debe. Y por suerte, esos avisos pueden llegar en momentos cruciales para nuestra supervivencia.

Este es el caso de un hombre británico de 48 años llamado Paul Hutton, que según 9to5Mac habría sido una de las personas que formaría parte del afortunado grupo de usuarios del Apple Watch que son salvados por este. Tras recibir varias notificaciones de ritmo cardíaco bajo, Paul Hutton se dirigió a su doctor para hacerle una consulta sobre ello. Entonces, el primer paso fue eliminar la cafeína de su rutina, pero eso no cambió la situación, y las notificaciones siguieron llegando.

Entonces, decidió acudir a un especialista, que le diagnosticó bigeminismo ventricular, una arritmia en la que el corazón emite impulsos adicionales, y que en ciertos casos podría traer importantes complicaciones. Tras este diagnóstico, Hutton fue sometido a una ablación cardiaca, un procedimiento en el que eliminaron los tejidos que provocaban la arritmia. Ahora, gracias a la intervención, ya no tiene que preocuparse de nuevo de esas notificaciones de su reloj.

Apple Watch ECG

Te puede interesar | El Apple Watch salva a un hombre que se cayó de su moto acuática

Este es solo un ejemplo de todo lo que puede hacer el Apple Watch. Por supuesto, no está pensado para reemplazar a un doctor ni sus diagnósticos, pero sí puede ayudarles a detectar dolencias que de otra forma pasarían desapercibidas. Y todo esto, es gracias a la investigación que se ha llevado a cabo para el desarrollo del reloj, un proceso que debe continuar por parte de Apple para lograr hacer sus sistemas y sensores incluso más precisos, y por parte de los médicos para aprovechar mejor su información.