Una nueva prueba del perfeccionismo de Steve Jobs: la sede de Pixar

    El Steve Jobs Building es una prueba del perfeccionismo del antiguo CEO de Apple y Pixar.

    Steve Jobs Building

    Todos los que hemos seguido un poco la historia de Apple sabemos que la compañía no habría llegado hasta donde hoy está sin Steve Jobs. El cofundador volvió para reflotar una empresa que se hundía y lo hizo gracias a la personalidad que tanto le caracterizaba y su particular perfeccionismo que se expendió rápidamente por todos los rincones de Apple.

    Historias sobre el exagerado perfeccionismo de Steve tenemos muchas, aunque quizás la última de la que nos enteramos relacionada con la pantalla del iPhone original sea una de las que mejor demuestran el carácter de Jobs. Ahora nos ha llegado un nuevo relato que también nos sirve de ejemplo sobre el perfeccionismo que Jobs exigía pero eta vez no dentro de Apple, sino en Pixar.

    El Steve Jobs Building muestra el perfeccionismo de Jobs

    Steve Jobs no solo triunfó en Apple, durante muchos años fue dueño de Pixar, el estudio cinematográfico de animación por ordenador responsable del primer largometraje animado de la historia: Toy Story. Pixar necesitaba una sede y en su creación y construcción Steve Jobs estuvo muy implicado y esta nueva historia destaca la atención casi obsesiva de Jobs por los detalles.

    Steve Jobs Building

    Patty Bonfilio es directora de instalaciones de Pixar Animation Studios, la otra casa que Steve construyó, y ha querido compartir la historia de la creación de la sede oficial de Pixar con todos nosotros mediante una entrevista realizada por el San Francisco Business Times.

    «Cuando Steve estaba diseñando el edificio, dejó ir al primer arquitecto. Estaba claro que el arquitecto quería hacer su propio diseño y no el de Steve, por lo que Steve dijo no»

    Por ese motivo Steve contrató a Bohlin, Cywinski y Jackson como arquitectos del Steve Jobs Building, uno de los tres edificios que se instalarían en el campus de Pixar en Emeryville. El diseño del edificio comenzó en 1996 y su construcción duró más de cuatro años.

    El Steve Jobs Building es un edificio de acero, vidrio, ladrillo y madera de más de 20.000 metros cuadrados en el que Jobs diseñó hasta el más mínimo detalle.

    «Steve Jobs no solo investigó la historia de la zona, sino también otras obras de arquitectura en busca de inspiración. Por ese motivo el diseño del edificio se basa en el aspecto de un almacén industrial característico de los edificios de la zona«.

    Steve Jobs Building

    La atención por los pequeños detalles de Jobs fue casi obsesiva, desde los pernos estructurales que quedan expuestos y que unen las vigas de acero del edificio con los paneles de madera en el techo, hasta la estructura de vidrio que alberga los Oscar ganados por Pixar.

    «No permitió que los trabajadores que construían el edificio usaran herramientas neumáticas en el edificio. Tuvieron que girar manualmente los tornillos con una llave y el suelo tuvo que ser lijados a mano«.

    John Lasseter, quien en ese momento era el director creativo de Pixar, también fue testigo del perfeccionismo de Jobs por los detalles de diseño.

    «Estaban entrando en el vestíbulo y Steve le dijo a John:» eso tiene que irse. John dijo ¿qué tiene que irse? Y Steve señaló las cajas de metacrilato que sostenían los Oscar”.

    Ahora, en lugar de esas cajas, los Oscar se guardan bajo un panel de vidrio de 3,35 metros y que pesa más de 15 kilos. La nueva vitrina ahora puede albergar hasta 50 premios Oscars.

    Steve Jobs Building

    Pero la obsesión de Jobs por su edificio no se centró únicamente en su diseño exterior e interior, el edificio cuenta con protección anti-terremotos. «Quería que el edificio durara 200 años, exactamente lo mismo que quería que sus películas duraran«, ha comentado Bonfilio.

    El Steve Jobs Building sigue siendo un edificio principal en la sede de Pixar y alberga al equipo ejecutivo de Pixar y a los artistas involucrados en la producción de las películas que están a punto de estrenarse. Un edificio en el que se puede ver el perfeccionismo de Steve en cada esquina.