Los iPhone de 2020 tendrán una cámara ToF pero, ¿para qué sirve?

Los iPhone de 2020 tendrán una cámara ToF pero, ¿para qué sirve?

Estas son las posibles aplicaciones de un sensor ToF en el iPhone.

Compartir

iPhone camara portada

Cuando todavía quedan varias semanas para que veamos oficialmente el iPhone 11 los rumores comienzan a centrarse en los iPhone del año que viene. El supuesto “iPhone 12” podría llegar con importantes novedades y una de ellas sería un cuarto sensor para la cámara trasera con tecnología 3D llamado comúnmente ToF (time-of-flight).

Nueva información desvelada por MacRumors informa de que este sensor se incluirá en dos de los iPhone de 2020 y aportará nuevas funciones a estos dispositivos, principalmente relacionadas con el modo retrato y con la realidad aumentada.

Hemos oido este rumor en varias ocasiones y parece claro que Apple está pensando en incluir un sensor ToF 3D en sus iPhone pero, ¿qué es exactamente un sensor ToF y cómo funciona?

¿Que es un sensor ToF?

Como dicen sus siglas en Inglés, un sensor ToF es capaz de medir el “tiempo de vuelo” que se tarda en recorrer una determinada distancia. En el caso de los sensores de las cámara se utiliza una matriz láser infrarroja para enviar un pulso láser que rebota en los objetos y se refleja de nuevo en el sensor.

iPhone 12

Al calcular cuánto tiempo tarda ese láser en viajar al objeto y volver, se puede calcular se puede calcular la distancia y elaborar un mapa 3D detallado de todo lo que capture la cámara. Se trata de cámaras que se utilizan por ejemplo en los coches autónomos para reconocer el entorno.

La idea suena muy similar al funcionamiento de Face ID, sin embargo el sistema es diferente. Mientras que el sistema de reconocimiento facial de Apple utiliza un proyector de puntos infrarrojo para generar una cuadrícula de miles de puntos y los usa para calcular el mapa de profundidad, un sensor ToF utiliza el tiempo que tarda el láser en llegar al objeto y volver.

modo retrato

La principal ventaja de los sensores ToF es que pueden reconocer escenas las lejanas que Face ID, que solo funciona a unos centímetros del dispositivo. También, en teoría, permite obtener datos más precisos que los sistemas infrarrojos permitiendo reconocer gestos de forma más precisa.

Este tipo de sensores ya están comenzando a aparecer en algunos dispositivos y parece que Apple se sumará al carro el año que viene, aunque parece claro que tanto el modo retrato como la realidad aumentada se beneficiarán de este sensor seguramente Apple tenga guardada alguna sorpresa más. Tendremos que esperar un año para conocerlo más en profundidad.