Los 3 fracasos más estrepitosos de Apple

    Los dispositivos más olvidables de la compañía.

    Apple

    Es sabido que la compañía norteamericana de la manzana mordida es una de las empresas más grandes del mundo gracias a sus excelentes productos, pero no siempre fue así. A continuación detallaremos cuáles han sido los tres fracasos más estrepitosos de Apple.

    1. Apple Newton

    Antes de que los smartphones dominaran el mundo, existían los Asistentes Digitales Personales (PDA por sus siglas en inglés). Estos dispositivos tenían el mismo objetivo que los actuales teléfonos inteligentes: facilitarle la vida al usuario. Permitían agendar contactos, escribir recordatorios y mucho más.

    En el año 1992, Apple decidió ingresar al mercado de los PDA con el olvidable Apple Newton MessagePad, un equipo que cabía en el bolsillo e incluía un lápiz y un software único que permitía realizar las acciones mencionadas anteriormente.

    El problema consistió en que el gadget no fue muy reclamado por el público, generando que el proyecto sea cancelado seis años más tarde, en 1998.

    Apple

    Te puede interesar | Un analista dice que el iPhone 11 será compatible con el Apple Pencil

    2. Pippin

    Corría el año 1996 y Apple quería incursionar en el mundo de los videojuegos. Para eso optó por asociarse con uno de los gigantes del sector: Bandai; de esa fusión salió Pippin, una consola que hacía uso de macOS y de un lector de CD-ROM para los juegos.

    Este dispositivo, el cual también poseía una versión inalámbrica que utilizaba tecnología infrarroja, se caracterizó por ser dueño de un catálogo de juegos muy malo y de un rendimiento que se encontraba por debajo del que ofrecían los productos de la competencia.

    Todo esto, sumado a un alto precio (600 dólares), causó que solo se vendieran 42.000 unidades en todo el mundo.

    Los 3 fracasos más estrepitosos de Apple

    Te puede interesar | Apple Arcade no llegaría solo: Apple podría estar desarrollando su propio mando

    3. Power Mac G4 Cube

    La Power Mac G4 Cube fue uno de los modelos de Mac más desconocidos y olvidables. Lanzado en el año 2000, este ordenador se distinguía del resto por poseer un diseño transparente. En su momento, la G4 tenía una apariencia superfuturista y única que, al final de cuentas, no atrajo al consumidor.

    El principal diferencial también fue su punto débil, ya que la carcasa de acrílico dejaría al descubierto defectos de fabricación como las llamadas «líneas de molde» que se asemejaban a unas pequeñas grietas. Además, los componentes internos causaban problemas y no eran fáciles de actualizar.

    Tras solo un año de comercialización, la Power Mac G4 Cube se dejó de fabricar, quedando en la historia como uno de los más grandes fracasos de Apple.

    Los 3 fracasos más estrepitosos de Apple

    Continúa leyendo | El nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas será revolucionario y llegará en septiembre