“Instagram de Facebook” y “WhatsApp de Facebook” podrían ser los nuevos nombres...

“Instagram de Facebook” y “WhatsApp de Facebook” podrían ser los nuevos nombres de estas apps

Una manera de asociar todo bajo un mismo nombre comercial.

Compartir

De todos es conocido que Facebook, el gigante de las redes sociales, es propietaria de dos aplicaciones muy importantes, Instagram y WhatsApp. Fue en los años 2012 y 2014 cuando la compañía de Mark Zuckerberg lanzó el órdago y adquirió ambas aplicaciones, aumentando bastante más su poder.

Y se avecinan cambios, al menos en los nombres de las aplicaciones, ya que está previsto que ambas, Instagram y WhatsApp pasen a tener otra denominación comercial, que sería Instagram de Facebook y WhatsApp de Facebook respectivamente, según informa el medio The Information.

instagram-portada

Te puede interesar | Microsoft recupera los anuncios “Mac vs PC” y un chico llamado “Mac Book” prefiere una Surface

Los cambios que vienen

Los cambios en la denominación, sobre los cuales no hay fecha prevista, permitiría a Facebook que ambas aplicaciones no circularan de manera independiente y se identificasen como unas apps dentro de una matriz. Los empleados ya han sido informados sobre estos cambios en los nombres.

¿Cuáles serían las razones para que estas apps tuviesen ese sufijo detrás? Muy sencillo, tanto Instagram como WhatsApp han crecido de manera espectacular, cosa que no ha sido así con Facebook, que se vio empañada por los escándalos de privacidad de Cambridge Analytica el año pasado.

Mark Zuckerberg

Bertie Thomson, portavoz de Facebook, ha sido quien ha confirmado el cambio de marca en Instagram y WhatsApp, manifestándose en estos sentidos:

“Queremos ser más claros acerca de los productos y servicios que forman parte de Facebook”

¿Cómo lo verán los usuarios? A la hora de iniciar sesión en sus dispositivos, verán que hay una denominación diferente. Si bien el compromiso de conectar las aplicaciones presenta una serie de desafíos técnicos significativos, Facebook espera poder permitir que los usuarios se comuniquen a través de sus aplicaciones, por lo que se abrirán más oportunidades para el comercio electrónico y mantendrá a los usuarios fieles a su propio ecosistema de mensajería.