Las tarifas de Trump sí afectarían al Apple Watch, los AirPods y...

Las tarifas de Trump sí afectarían al Apple Watch, los AirPods y el HomePod a partir de septiembre

Las tarifas entrarán en vigor a partir del 15 de diciembre.

Compartir

aorpods

El gobierno de los Estados Unidos de América ha impuesto una nueva tarifa del 10 % a productos como smartwatches, pulseras de monitorización, auriculares inalámbricos y altavoces inteligentes. La administración de Donald Trump planea que estas tarifas entren en vigor a partir del día 15 de diciembre, e incluirán teléfonos móviles y portátiles.

Y sí, estas tarifas afectarán seriamente a los productos de Apple, que confía en un gran número de compañías de manufacturación de China para la fabricación de productos como HomePod, AirPods y Apple Watch.

Recientemente descubríamos que Apple no tiene planeado elevar el precio de sus productos, sino que la compañía absorberá el coste de las nuevas tarifas de importación desde China.

Te puede interesar | Foxconn finalmente fabricará el iPhone de Apple en Estados Unidos

Apple busca nuevas soluciones

La compañía de la manzana mordida ha tratado por todos los medios de que muchos de sus proveedores trasladen las instalaciones de manufacturación a otros países cercanos a China como Indonesia o Vietnam para evitar estas tarifas. Concretamente Foxconn y Pegatron, dos de las compañías de manufacturación más importantes en la cadena de suministro de Apple.

Apple informaba sobre el tema de forma pública de esta manera:

“Es difícil ver cómo las tarifas que afectan a las compañías de Estados Unidos y a los consumidores de Estados Unidos avanzan como los objetivos del gobierno con respecto a las políticas de la tecnología en China.”

Como apuntan desde The Verge se espera que las nuevas tarifas impuestas por la administración del gobierno de los Estados Unidos de América tenga graves efectos en la firma de la manzana mordida. Esperemos que desde Apple sigan con la idea de no subir el precio de sus productos porque en países como España ya sufrimos un elevado coste en la importación de este tipo de productos con respecto a su precio en Estados Unidos.