Siri tiene mejor tasa de acierto que Alexa pero se encuentra lejos...

Siri tiene mejor tasa de acierto que Alexa pero se encuentra lejos del sobresaliente de Google Assistant

Siri es la mejor con los comandos básicos, pero el resto de preguntas siguen siendo un desafío.

Compartir

Siri

Seguimos en plena guerra de asistentes digitales. Cada compañía desarrolla a su gusto su propia solución, con mayor o menor acierto, y todas buscan ser las mejores a la hora de reconocer y resolver las peticiones de los usuarios. Desde Alexa a Cortana, pasando por Siri y por el Asistente de Google, tenemos a nuestra disposición montones de opciones, y dependiendo de las características de nuestra vida digital, nos convendrá más uno u otro.

En cualquier caso, es fundamental que el asistente digital que escojamos sea capaz de responder a tantas preguntas como sea posible de una forma eficaz. Y para ponerlos a prueba, Loup Ventures ha puesto a prueba a los más usados: el Asistente de Google, Alexa y Siri. Y para empezar, os podemos adelantar que Siri no ha quedado en tan mala posición como muchos habrían apostado, sino que ha sido capaz de vencer en la prueba a Alexa, aunque se ha quedado algo por detrás de Google.

Gene Munster, responsable del estudio, hizo un total de 800 preguntas a los tres asistentes para comprobar su eficacia. Los tres demostraron poder comprender las peticiones en al menos un 99% de los casos, pero a la hora de responder fue el Asistente de Google el que se puso a la cabeza con un 92,9% de aciertos. En el caso de Siri, el porcentaje de peticiones respondidas correctamente cae al 83,1%, algo superior al de Alexa, que se encuentra en el 79,8%.

HomePod

Te puede interesar | Spotify está hablando con Apple para que su app sea compatible con Siri en iOS 13

Estas 800 preguntas tenían una temática de lo más variada, incluyendo desde preguntas por comercios locales a simples comandos de voz. De hecho, Siri fue capaz de ejecutar los comandos de voz con una mayor eficacia que Alexa o el Asistente de Google, pero quedó muy por detrás en apartados como preguntas de información general. Desde luego, este estudio podría ser la llamada de atención que Apple necesita para convertir su asistente en lo que de verdad merece ser: un compañero para la vida digital.