Prueban el Modo Noche del iPhone 11 en la vida real y...

Prueban el Modo Noche del iPhone 11 en la vida real y el resultado es espectacular

El Modo Noche ayuda a mejorar la calidad de las fotografías en condiciones de poca iluminación.

Compartir

iPhone 11 pro resistente

Durante la presentación del iPhone 11, del iPhone 11 Pro y del iPhone 11 Pro Max, Apple introdujo una serie de funciones de software muy interesantes entre las que nos encontramos con el Modo Noche. Esta novedad para las cámaras de los nuevos modelos de iPhone se encarga de mejorar la iluminación de las fotografías en condiciones de poca luz.

Ahora, un usuario ha tenido la oportunidad de probar un iPhone 11 Pro Max y ha aprovechado para sacar un par de fotos con y sin el Modo Noche. La comparativa nos muestra unos resultados más que sorprendentes.

Durante el evento especial de septiembre, la compañía del logo de la manzana mordida quiso compartir unas imágenes comparativas en las que podíamos echar un vistazo a cómo cambiaban las fotos con el uso de Modo Noche en un iPhone 11. Pero ahora que tenemos resultados en la vida real, ya podemos fiarnos más de su eficiencia.

Te puede interesar | Crónica de una muerte anunciada, el iPhone 11 ha reemplazado la función 3D Touch

Una de las primeras fotos con el Modo Noche del iPhone 11

Apple describió la nueva función Modo Noche de la cámara de sus nuevos modelos iPhone 11 asegurando que el software inteligente y el chip A13 Bionic se encargan de ofrecer capturas en baja iluminación de una forma que nunca había sido posible antes. Y todo ocurre de forma automática, pero los usuarios tienen la oportunidad de experimentar con controles manuales para variar los resultados a su gusto.

Este es el ejemplo que utilizó Apple durante su keynote:

modo noche

Y esta es la comparativa que han compartido recientemente:

“¡No me preguntes cómo pero tuve en mis manos el nuevo iPhone 11 anoche! Desliza para ver la diferencia entre el 11 y el X en baja iluminación.”

En caso de no ser fake, los resultados son maravillosos, ¿no crees?