El iPhone 11 Pro Max no alcanza la velocidad del Galaxy Note...

El iPhone 11 Pro Max no alcanza la velocidad del Galaxy Note 10+

Se trata de un test muy fiable de apertura y carga de aplicaciones.

Compartir

cámara iPhone 11 Pro

Hace apenas un par de días estuvimos analizando una comparativa en vídeo en la que se realizaba un test de baterías entre los teléfonos de gama alta más top del mercado.

En aquel test descubríamos que el iPhone 11 Pro Max contaba con la mayor duración de batería del mercado, superando al Galaxy Note 10+ y al Huawei P30 Pro, entre otros.

Pero no siempre se puede ganar. En esta ocasión el iPhone 11 Pro Max de Apple se ha enfrentado al Galaxy Note 10+ de Samsung y… ha perdido. Es decir, el flagship de Samsung supera en velocidad al modelo más potente de Apple.

Te puede interesar | Nueva generación de iPhone: estas son las diferencias clave entre el iPhone 11 y el iPhone 11 Pro

El iPhone 11 Pro Max no es el teléfono más veloz del mercado

Desde el canal de YouTube de PhoneBuff realizan unos tests de velocidad especialmente fiables. Se llevan a cabo por un brazo robótico automatizado que va presionando sobre la pantalla del teléfono para abrir y cerrar aplicaciones.

Esta vez el test pone a prueba el iPhone 11 Pro Max y el Galaxy Note 10+ con la carga de datos de aplicaciones y de juegos como Spotify, Snapseed, Starbucks, ESPN, Subway Surfers…

Puedes comprobar por ti mismo/a por cuánto ha superado el Galaxy Note 10+ al iPhone 11 Pro Max en el siguiente vídeo:

Tras el test de velocidad, el Galaxy Note 10+ termina la ronda de apertura de aplicaciones unos 6 segundos antes de lo que lo hace el iPhone 11 Pro Max de Apple. Es una diferencia mínima, apenas perceptible, pero el dato está ahí. Es cierto que no significa realmente que el Galaxy Note 10+ sea un teléfono más potente, pero es una forma muy fiable de conocer la velocidad de carga de datos de ambos teléfonos.

El Galaxy Note 10+ de Samsung cuenta con hasta 12 GB de RAM mientras que el iPhone 11 Pro Max tiene 4 GB de RAM, pero la fusión entre software y hardware le ha permitido a Apple acercarse tanto a la velocidad del terminal de Samsung.