Solo necesitas un protector de 3 euros para “hackear” el lector de...

Solo necesitas un protector de 3 euros para “hackear” el lector de huellas del Galaxy S10

El lector de huellas del Samsung Galaxy S10 no es seguro.

Compartir

lector huellas

El lector de huellas en los smartphones se popularizó con la llegada de Touch ID hace ya más de 6 años, era un método sencillo y eficaz de identificarnos y que ha permitido la llegada de otras funciones como los pagos móviles. Apple cambió hace dos años de idea evolucionando hacia un reconocimiento más simple todavía con Face ID, sin embargo el resto de marcas ha preferido seguir utilizando los lectores de huellas.

Los lectores de huellas de última generación se pueden incluir bajo el panel de los dispositivos, lo que los hace prácticamente invisibles. Sin embargo no todo son buenas noticias, este tipo de lectores son más imprecisos y lentos que los tradicionales, algo que tampoco debería ser sin problema demasiado grande, pero resulta que también son más inseguros.

Recientemente una mujer de Reino Unido ha demostrado que su marido puede desbloquear su Samsung Galaxy S10 colocando su dedo, que no está registrado, en el lector de huellas del dispositivo.

El lector de huellas del Samsung Galaxy S10 no es seguro

Según el reportaje elaborado por The Sun, Lisa, la protagonista de esta historia, cuenta que tras haber colocado un protector de pantalla en su Galaxy S10, algo bastante común para la mayoría de usuarios, cualquier dedo podía desbloquear su Samsung Galaxy S10 al primer intento. Eso significa que, según sus propias palabras, “cualquiera podría acceder a las aplicaciones de tipo financiero y transferir fondos”.

samsung lector de huellas

Te puede interesar | El móvil plegable de Samsung sigue dando problemas a pesar de haber sido “renovado”

Al principio Lisa no relacionaba el problema con el protector que había comprado por apenas 3 euros en eBay, normal ya que no es algo que debería afectar, y se puso en contacto con Samsung. “El hombre de servicio al cliente tomó el control del teléfono de forma remota y entró en todas las configuraciones y finalmente admitió que parecía una brecha de seguridad“. Algo que se confirmó al colocar en protector en otro Samsung Galaxy S10 y comprobar que el problema se repetía.

Samsung ya ha respondido al incidente argumentando que son “conscientes del caso del mal funcionamiento del reconocimiento de huellas dactilares del Galaxy S10 y que pronto aparecerá un parche de software”.

Es cierto que hay algunos protectores que hacen que este tipo de sensores no funcionen de forma correcta, ya que al utilizar ultrasonidos pueden generar interferencias. Pero una cosa es que no funcione y otra muy diferente que deje que cualquiera pueda desbloquear el dispositivo. Esperemos que la actualización de seguridad de Samsung llegue pronto a todos los millones de dispositivos que pueden estar afectados.