Una comparativa muy retro: el iPhone 11 Pro vs el iPhone original

Una comparativa muy retro: el iPhone 11 Pro vs el iPhone original

La historia de los iPhone retratada en un vídeo que es imprescindible.

Compartir

A nadie escapa que el iPhone 11 Pro es probablemente el terminal mas completo del mercado. Razones no le faltan, tal y como comentamos en un artículo reciente. Potencia, prestaciones, durabilidad de la batería o un magnífico conjunto de cámaras, hacen de él un dispositivo que sigue dando de qué hablar.

Y como no podía ser de otra forma, el inefable Marques Brownlee ha compartido un vídeo que no tiene desperdicio, se trata de una comparativa entre el primer iPhone, que salió a la venta en junio de 2007, con la última creación de los de Cupertino. Te recomendamos que le eches un vistazo porque se trata de un vídeo muy entretenido y con mucho aire retro.

2019

Te puede interesar | ¿Tenías un iPhone en el año 2008? Yo sí, y así lo viví

Una comparativa que es una escala de tiempo 2007-2019

La verdad es que 12 años en tecnología no es una eternidad, es algo todavía más fuerte. El iPhone original, con sus 3,5 pulgadas de pantalla, ausencia de teclado físico y trasera de aluminio supuso un punto de inflexión en la manera de de entender la telefonía. Por aquel entonces, Nokia y SonyEricsson se disputaban un pastel que iba en aumento, con dispositivos como el prestigiosos N95 dando de qué hablar.

Pocos eran los que creían que Apple fuese capaz de lo que consiguió, conjugar en un aparato que cabe en la palma de la mano un teléfono, una agenda electrónica, una cámara de fotos de 2 MPX, solo fotos, y un GPS. Ni los propios ingenieros ni Steve Jobs las tenían todas consigo, para la presentación, que tuvo lugar el 19 de enero de 2007, habían preparados varios dispositivos con los que el CEO de la compañía iba jugando hábilmente. Era todavía un prototipo que daba muchos fallos y su lanzamiento estaba ya programado para 5 meses después.

Sin embargo, Apple sacó magia y nos sorprendió con un teléfono que dio un golpe en la mesa. No fue hasta 2008 cuando en España pudimos disfrutar del iPhone, en este caso la generación posterior, el 3G. Aún así, mucho aventureros ya habían importado alguno del extranjero, como fue mi caso, y pudimos comprobar que aquello había marcado un punto de no retorno. Nokia terminó diluida, SonyEricsson también y los fabricantes comenzaron a ver a manera de neutralizar al rival emergente.

Tras multitud de modelos diferentes, el iPhone 11 Pro ha sido una nueva revelación. Debemos reconocer que Apple ha conseguido lo imposible, que la crítica alabe pro primera vez sus cámaras, ya que el Modo Noche es realmente sorprendente. La cámara del primer iPhone, tan modesta que solo hacía fotos, ha ido evolucionando hasta tener lo que está en nuestras manos. Algo digno de lo que poder sacar pecho.

iOS 13 es el fruto de un sistema operativo propio que ha ido evolucionando, con mejoras notables en iOS 2, con la llegada de la App Store o tienda de aplicaciones, iOS 7 en 2012, con una revolución de aspecto gráfico, y personalmente con iOS 11, donde la realidad aumentada se puso en valor y en el iPad se pudieron por fin hacer tareas diferentes.

Pero, ¿qué tenía de mágico el iPhone original? Hablando de manera subjetiva, puedo destacar que el diseño, realmente bonito con esa manzana grabada en el aluminio. En segundo lugar el tamaño, que se mantuvo inalterado algunas ediciones, siendo my cómodo y que cabía en el bolsillo. En tercer lugar, destaco ese escritorio, que si bien ahora es algo común, por aquel entonces era sorprendente.

Del iPhone 11 Pro he de decir que ha sido el iPhone ue quizás me haya vuelto a reenamorar. Cierto es que uso los teléfonos de Apple desde hace más de una década y que nunca he tenido un Android, pero reconozco que cuando recibí el iPhone 11 Pro hubo una química especial. Un diseño tremendamente bonito, el color verde noche tiene un noséqué que hace que te enamores rápidamente. Un tamaño de pantalla ideal, ni extremo como los modelos Max, y eso que tengo manos grandes, ni tan chiquitín que haga que sea difícil de manejar.

12 años y cientos de cambios, comparar al iPhone 11 Pro con el original es hacerlo de igual forma que si pones al lado un Pentium V con un modelo más reciente, pero sirve para que nos demos cuenta de dónde venimos, cómo hemos evolucionado, y lo que probablemente nos depare el futuro en la telefonía. Gracias Marques Brownlee por hacernos echar la vista atrás.