Comparan la cámara del iPhone 11 Pro con una Leica de 20.000...

Comparan la cámara del iPhone 11 Pro con una Leica de 20.000 dólares y nadie es capaz de distinguirlas

¿Podrá el iPhone 11 Pro con una Leica de 20000$?

Compartir

iPhone 11 pro cámaras

Que nadie se lleve las manos a la cabeza, no, no habéis leído mal, el youtuber Sawyer Hartman ha enfrentado su Leica M10-P con una de las lentes más caras de la empresa alemana frente al iPhone 11 Pro en un test a ciegas con 4 personas. El resultado muestra que en el día a día, a un usuario medio le va a resultar muy difícil diferenciar una fotografía hecha con una cámara que él mismo puede llevar en el bolsillo frente a una hecha con una cámara de 20000$.

Solo unos pocos detalles para ojos bien entrenados delatan al iPhone.

Hay que saber mirar para encontrar cuál es cuál. Y es que la diferencia la mayoría de las veces solo es visible sí tenemos los ojos bien entrenados y sabemos en qué tenemos que fijarnos. La cámara del iPhone sale victoriosa de este enfrentamiento y demuestra cómo de capaz es frente a un equipo casi 20 veces más caro.

La buena iluminación, la mejor aliada del iPhone 11 Pro.

Si hablamos de fotografía diurna con luz del sol o una buena iluminación artificial, si habéis visto el video os habréis dado cuenta de que la diferencia es difícil de notar a simple vista. Y es que el iPhone logra unos colores y texturas increíbles, junto con una nitidez que pone a la Leica contra las cuerdas. Un detalle a tener en cuenta, y que en el video no se menciona, es que la Leica es una cámara de enfoque manual, que junto con una lente con una apertura máxima de f0.95 hacen que la tarea de encontrar el foco crítico en una imagen sea de lo más complicado, de ahí en parte que el iPhone sea capaz de producir esas imágenes tan definidas en comparación.

Puede interesarte | Nuevos renders imaginan un iPhone 12 con 4 cámaras

En el día a día, a un usuario medio le va a resultar muy difícil notar la diferencia.

La fotografía computacional no puede salvar (aún) las leyes de la física.

Es cuando interviene la fotografía computacional para imitar los efectos creados naturalmente por la cámara y su óptica, cómo puede ser el bokeh, cuando al iPhone se le ve el plumero. Y es que a pesar de que la fotografía computacional ha avanzado mucho, hay circunstancias que aún se le resisten.

El modo retrato.

Analicemos la situación con el pelo en el video, donde podemos ver cómo el iPhone no sabe si enfocarlo o no, al no entenderlo como parte de la cara de la chica. La Leica, al no entender de cara o fondo, y enfocar mecánicamente al plano focal que le corresponde, deja nítida toda la zona que debe estarlo, sin posibilidad de confusión.

Modo retrato iPhone 11 Pro vs Leica M10-P

Fuente de la imagen: Canal de YouTube de Sawyer Hartman.

El modo noche y la fotografía con escasa luz.

Primero de todo hablemos de números. La Leica dispone de un sensor de fotograma completo de 36 x 24 mm, mientras que el iPhone 11 Pro luce un sensor de 1/2,55 pulgadas. Como podéis ver la diferencia es muy importante en cuando a tamaño se refiere, y es que la capacidad de captar luz de uno frente al otro es enorme. Es aquí donde la fotografía computacional, a pesar de haber mejorado enormemente en esta última generación, no puede luchar contra las leyes de la física, en la que un captor más grande puede absorber mucha más luz e información que el pequeño sensor del iPhone, que recurre al apilamiento de imágenes para poder sacar más detalle e información de las zonas oscuras. Atención a esto, que no significa que el modo noche no sea muy capaz, que lo es, simplemente que hay circunstancias que todavía no puede solventar como una cámara profesional.

Modo noche iPhone 11 Pro vs Leica M10-P

Fuente de la imagen: Canal de YouTube de Sawyer Hartman.

¿Es entonces mejor la cámara del iPhone que una Leica de 20000$?

Por desgracia no va a haber una respuesta que deje a todo el mundo contento. Como se indica en el video, la mejor cámara va a ser siempre la que vayas a poder llevar contigo a todas partes, y en esto el iPhone gana por goleada. Si ademas sumamos que Apple ha montado en esta última generación unas cámaras muy capaces y que el uso más habitual de una fotografía tomada con un dispositivo móvil es ser subida en una red social, entonces sin lugar a duda el iPhone es el ganador. No es que la Leica sea peor, es que su público y sus prestaciones están enfocadas a un campo diferente.