¿Qué son las pantallas mini LED y por qué son importantes para...

¿Qué son las pantallas mini LED y por qué son importantes para los iPad y los MacBook?

Esto es lo que debes saber sobre la tecnología mini LED.

Compartir

apple display

Ayer apareció una nueva noticia en la que Ming-Chi Kuo desvelaba que Apple iba a introducir una nueva tecnología de pantallas en los próximo iPad Pro y MacBook Pro de 2020. Esta nueva tecnología se llama mini LED y es una evolución de los actuales paneles que incluye algunas mejoras importantes.

Pero, ¿qué mejoras ofrece la tecnología mini LED? Sin duda muchas, pero vamos a intentar analizarlas todas y ver por que Apple ha elegido este tipo de pantallas en lugar de otras alternativas para sus próximos iPad y MacBook.

¿Qué es la tecnología de mini LED?

Apple tradicionalmente ha utilizado paneles LCD y LED en sus dispositivos, aunque desde hace unos años las pantallas OLED se han afianzado en dos dispositivos: el Apple Watch y el iPhone. Sin embargo parece que los iPad y los MacBook no darán el salto a los paneles OLED ya que Apple se ha decantado por la tecnología mini LED.

mini led

La tecnología mini LED no es muy diferente a los LED actuales, sin embargo es una evolución importante que permite mejorar aspectos importantes donde los paneles OLED tienen ventaja. La tecnología mini LED utiliza LEDs de tamaño mucho más pequeño a los utilizados en los paneles LED normales. El tamaño de los LEDs se sitúa entre los 100 y 200 micrometros, lo que significa que son 1000 veces más pequeños que los LEDs actuales.

Esta tecnología que reduce los LEDs casi a su mínima expresión traerá consigo numerosas ventajas:

  • Mayor relación de contraste.
  • Mayor brillo, podrían sobrepasar fácilmente los 1000 nits.
  • Negros más profundos, acercándose a los ofrecidos por los paneles OLED.
  • Mayor eficiencia energética.
  • Menos propenso a quemarse que OLED ya que utiliza nitruro de galio inorgánico que no se degradará con el tiempo como sucede en las pantallas OLED.

Hasta ahora esta tecnología solo estaba reservada para paneles muy grandes, más de 65 pulgadas, debido a su coste de fabricación. Sin embargo parece que el coste ha disminuido en los últimos años y ya hace viable que pueda llegar a pantallas más pequeñas como las de el iPad Pro y el MacBook Pro.