Nuevos rumores indican que el próximo iPhone podría tener Touch ID bajo la pantalla

    Los próximos iPhone de 2020 podría combinar tanto Face ID como Touch ID en su cuerpo.

    iPhone Touch ID bajo pantalla

    El iPhone 11 y el iPhone 11 Pro tan solo llevan unos meses con nosotros, sin embargo, ya hay rumores que podrían hacer que muchos usuarios se replanteen el renovar sus terminales. Y es que el eterno debate sobre si es mejor Touch ID o Face ID continúa, y recientemente hemos tenido noticias sobre un importante cambio que recuperaría a aquellos que echan de menos el sensor de huellas en sus iPhone. Un cambio que llegaría incluso más pronto de lo que muchos esperábamos.

    Desde antes de que apareciese el iPhone X, se ha sabido del interés de Apple por ocultar el sensor Touch ID bajo la pantalla del terminal. No obstante, cuando llegó Face ID dio la impresión de que la compañía había dejado atrás esta carrera. Este pensamiento se vino reforzando cuando continuaron apostando por el reconocimiento facial en las posteriores generaciones, incluso cuando la competencia ya había comenzado a integrar sensores de huellas bajo la pantalla con distintos métodos.

    Por suerte, parece que en Apple tienen la intención de hacer regresar el Touch ID. De hecho, MacRumors ha compartido un informe en el que se indica que podríamos ver el primer iPhone con Touch ID bajo la pantalla el próximo año, aunque es probable que se retrase a 2021. Eso sí, de momento estaría reservado a la gama más alta de la línea, y tampoco significaría la desaparición del Face ID, sino que ambas tecnologías convivirían en el mismo dispositivo para ofrecer diversas opciones de seguridad biométrica.

    concepto iPhone 12 touch id

    Te puede interesar | Apple lanzará los iPhone de 2021 de forma separada y en dos eventos al año

    Por ahora, tan solo se sabe que en Apple ya se están reuniendo con fabricantes de componentes para pantallas táctiles con el fin de discutir la entrada de esta tecnología en sus próximos dispositivos. Uno de los colaboradores de esta nueva apuesta sería Qualcomm, que podría aprovechar para introducir una versión más avanzada de la tecnología de reconocimiento de huellas dactilares por ultrasonidos, ya disponible en terminales como el Samsung Galaxy S10.