Apple está preocupada porque dos ex empleados que les robaron secretos puedan...

Apple está preocupada porque dos ex empleados que les robaron secretos puedan huir a China

¡Alerta en las oficinas de Apple!

Compartir

bandera Apple

Apple no siempre llega de primero en la presentación de los productos que causan furor en el mercado de la tecnología, sino cuando está lista. Así, es sabido que la empresa invierte gran parte de su presupuesto en el desarrollo tecnológico para lograr diferenciarse. Sin embargo, hay algo que se le ha escapado de las manos.

Recientemente, los de manzana mordida han expresado su preocupación ante un tribunal federal, porque dos de sus ex empleados nacidos en China, acusados ​​de robar secretos comerciales, intenten huir antes de sus juicios si sus ubicaciones no son monitoreadas.

Apple teme por sus secretos

En una audiencia en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California, los fiscales argumentaron que Xiaolang Zhang y Jizhong Chen deberían continuar siendo monitoreados porque presentan riesgos de fuga.

Las autoridades alegaron que Zhang trabajó en el programa secreto de autos autónomos de Apple y tomó archivos relacionados con el proyecto antes de revelar que trabajarían en una empresa china. Además, intentó huir de los varios agentes desde el aeropuerto de San José rumbo a China.

En este sentido, los fiscales alegan que Chen tomó de Apple más de 2,000 archivos que contienen “manuales, esquemas, diagramas y fotografías de pantallas de computadora que muestran páginas en las bases de datos seguras de Apple” con la intención de compartirlos.

De acuerdo con la declaración de Apple al juez federal de distrito Edward J. Davila en San José, California, hay varias razones para que los acusado se mantengan en el país:

La participación continua de los acusados ​​en estos procedimientos es necesaria para garantizar una determinación final de los hechos, y tenemos profundas preocupaciones de que los acusados ​​no verán esto si se les da la oportunidad.

Por su parte, la defensa alega que los acusados han tenido razones familiares para viajar a China y que las pruebas de Apple no son contundentes para sus exigencias. Sin embargo, aún se trata de un caso en proceso y quedan muchas pruebas para evaluar hasta dar el veredicto definitivo.