Google Stadia no funciona correctamente en los MacBook Pro, y la culpa...

Google Stadia no funciona correctamente en los MacBook Pro, y la culpa es del Touch Bar

El nuevo servicio de Google no estaba preparado para enfrentarse a un enemigo sorpresa: el Touch Bar.

Compartir

Touch Bar de la MacBook Pro

El nuevo Google Stadia ha llegado pisando fuerte, aunque no queda del todo claro si han logrado hacerlo en suelo firme o si por el contrario en encuentran en arenas movedizas desde el principio. Este atractivo servicio de juego en la nube, que ha comenzado a funcionar recientemente para los compradores del Stadia Founders Edition y el Stadia Premier Edition, permite acceder a juegos en calidad 4K Ultra HD con una tase de refresco de 60 FPS. Y en todo tipo de dispositivos.

Uno de los grupos de usuarios que más se benefician ya de este servicio son los que tienen en su haber un Mac, ya que con tan solo usar Chrome podremos acceder al servicio sin necesidades de instalar programas adicionales o actualizaciones. Así, por fin pueden acceder a los juegos más recientes que en algunos casos pueden no estar disponibles en versión de macOS. Sin embargo, parece que el lanzamiento ha dado lugar a algún que otro problemilla en los MacBook Pro.

A pesar de que los usuarios del servicio indican un buen funcionamiento del mismo en sus Mac, los poseedores de los MacBook Pro con Touch Bar anteriores a la nueva versión de 16 pulgadas están teniendo problemas para salir de los juegos. Al parecer, es necesario mantener presionada la tecla de escape para salir de Stadia, y estos portátiles tan solo tienen la tecla virtual del Touch Bar, que parece que no se termina de llevar bien con Chrome.

Te puede interesar | Apple Arcade contra Google Stadia, similitudes y diferencias

Por este motivo, cada vez que los usuarios de Stadia se encuentren en esta situación tendrán que cerrar el navegador presionando las teclas command+q, o bien command+option+esc. Gracias a estas combinaciones, podremos forzar el cierre del navegador, aunque no termina de ser la mejor solución para una experiencia de uso satisfactoria. Esperemos que Google no tarde demasiado en resolverlo.