Apple evita el nuevo arancel a los iPhone, iPad y Mac

Apple evita el nuevo arancel a los iPhone, iPad y Mac

Apple se libra del batacazo que habrían supuesto los aranceles de USA a China.

Compartir

iPhone 11 pro

Apple respira por fin tranquila, al menos en lo que a los impuestos arancelarios que el presidente Trump quería aplicar a los productos fabricados en China se refiere. Ayer se anunció un acuerdo que permitirá a Apple evitar estos aranceles. Aunque Apple ya había tomado cartas en el asunto e incluso afirmo que asumiría el importe de la subida que supusieran, el pasado Octubre el propio Tim Cook afirmo que se sentía confiado en que finalmente se llegaría a un acuerdo entre ambos países. Y no se equivocó.

150$ más por iPhone

De haberse aplicado los aranceles, de media el iPhone habría subido hasta 150$ por dispositivo. Una cantidad muy importante que habría hecho estragos en los números de Apple en cualquier caso. Si la compañía finalmente hubiera asumido el coste de estos sus acciones se estima que habrían bajado un 4%, y si por el contrario hubiera repercutido este impuesto en sus consumidores finales, los informes indican que Apple habría perdido entre un 6 y un 8% de sus ventas.

donald-trump-

Podría interesarte | Tim Cook: “siempre tratamos de mantener nuestros precios lo más bajos posibles“

Un acuerdo que se extendería al resto de sus productos

Aunque el iPhone, los Macbook y el iPad eran los productos sobre los que hubieran repercutido estos impuestos, ahora que se ha llegado a un acuerdo al respecto hay otros productos de Apple que sí que estaban pagando aranceles que podrían beneficiarse. Estamos hablando de productos muy vendidos además como son los Apple Watch o los AirPods, aunque también afecta al HomePod y a los componentes el iMac por ejemplo.

Tim Cook ha tratado este tema de forma cercana y personal con el propio presidente de Estados Unidos. Sabemos que fue además uno de los temas tratados en la visita del pasado noviembre a la fabrica del Mac Pro en Texas llevada a cabo por el Presidente y el CEO de Apple. Esto le ha valido críticas al propio Tim, que estaba defendiendo los intereses de su compañía, aunque para ello haya tenido que acercar posturas con el Presidente Trump.