Esta máscara 3D es capaz de engañar al reconocimiento facial de los...

Esta máscara 3D es capaz de engañar al reconocimiento facial de los aeropuertos, pero no a Face ID

¡Una vez más: no pueden contra el Face ID!

Compartir

face id Cuando ya se da por sentado que la seguridad del Face ID es de muy alto nivel, aparece algún método para tratar de probar lo contrario. Aunque en el pasado, muchas empresas han invertido en trucos para tratar de burlar el sistema de reconocimiento facial de Apple, sin éxito, en esta oportunidad una nueva candidata lo ha intentado, dejando interesantes conclusiones.

Desde la publicación Fortune se ha dado a conocer un interesante informe que describe el proceso realizado por la empresa de tecnología asiática Kneron para probar la efectividad del Face ID. Para llevar a cabo su objetivo, la empresa desarrolló una máscara 3D y escogió lugares públicos para usarla y engañar a las terminales de reconocimiento facial de distintos sistemas de pago.

Una vez más: nadie engaña al Face ID

máscara 3D Face ID

La máscara tridimensional de Kneron fue utilizada en varias tiendas de Asia, donde la tecnología de reconocimiento facial se implementa en los sistemas de pago AliPay y WeChat para realizar compras. Sorprendemente, las máscaras lograron usurpar la identidad de los usuarios, quedando claro que la seguridad no es tan extrema como debería, tratándose de un sistema con acceso a cuentas bancarias.

Pero si la yo anterior parecía increíble, más alarmantes fueron las pruebas implementadas en los centros de transporte del aeropuerto de los Países Bajos. Allí, el equipo de Kneron engañó al sensor con solo una foto en la pantalla de un móvil. Con esa misma estrategia el equipo de la compañía pudo acceder a las estaciones de ferrocarril en China, donde los viajeros utilizan el reconocimiento facial para pagar sus tarifas y abordar los trenes.

De este experimento, la única buena noticia la recibieron los usuarios de Apple. Pues la máscara de Kneron no pudo engañar a Face ID, ni siquiera en el iPhone X, el móvil más antiguo con esta tecnología.