La Apple Card se considera una tarjeta élite, pero eso no es...

La Apple Card se considera una tarjeta élite, pero eso no es ninguna ventaja, sino un problema

Parece que, por una vez, ser parte de la élite no es algo de agradecer.

Compartir

apple card

A lo largo de estos últimos meses, concretamente desde que la Apple Card fue lanzada finalmente al mercado como una de las últimas aventuras de Apple en los servicios, hemos podido ver como la nueva tarjeta de crédito se ha ido abriendo paso en un peligroso terreno. Tal y como Goldman Sachs confirmó en su momento, se trató del lanzamiento más exitoso de un producto de esta clase. Sin embargo, la nueva tarjeta no llegó sin librarse de la controversia, con debates sobre su contratación.

Pero los problemas no cesan cuando se logra contratar la tarjeta con éxito, y no nos referimos simplemente a la forma en que tenemos que guardar la tarjeta física para evitar que se deteriore. Algunos comerciantes están molestos porque se han visto obligados a pagar más comisiones a la hora de realizar transacciones con la Apple Card. Entre ellos, ciertos comerciantes consideran rechazar el uso de estas a la hora de realizar compras. No obstante, este problema no se limita a la Apple Card.

Según Bloomberg, la Apple Card se considera como una tarjeta del segmento Elite, es decir, del mismo al que pertenecen las clásicas tarjetas que conocemos como Signature u Oro. Lo que esto significa, es que las redes dan por hecho que sus usuarios tendrán un poder adquisitivo mayor, y por tanto un mayor gasto que los usuarios de otros segmentos inferiores. En consecuencia, se aplican unas comisiones más altas por el uso de estas, suponiendo que se compensarán con el valor de la compra.

iPhone a lado de Apple Card

Te puede interesar | Ya puedes comprar un iPhone financiado sin intereses con la Apple Card

El gran inconveniente es que las compras para las que se usa la Apple Card u otras tarjetas de esta clase en los comercios estadounidenses no compensan las comisiones que se pagan por la transacción. O al menos, eso es lo que nos quieren hacer ver a los consumidores. Por suerte, las autoridades han advertido que no pueden discriminar las tarjetas de la misma red, lo que significa que si una tienda acepta MasterCard, como la Apple Card, las aceptará todas, sin importar si son Elite o no.