1 de cada 4 jóvenes es adicto al smartphone según este importante...

1 de cada 4 jóvenes es adicto al smartphone según este importante estudio

¡El estudio encuestó 42.000 jóvenes!

jóvenes usando móviles

¿Cuánto ha cambiado nuestra vida desde la llegada de los móviles? Muchas respuesta positivas pueden derivarse de esta pregunta. Y es que sin duda, la posibilidad de estar comunicados a tiempo completo y resolver situaciones con solo unos toques en la pantalla de nuestro dispositivo es una realidad con muchas ventajas.

Sin embargo, más allá de WhatsApp, algo de Instagram, Facebook y otras apps, esta demostrado que como usuarios consumimos mucho tiempo en nuestro móvil, hasta el punto de ser adictos, siendo los jóvenes los más vulnerables.

Los jóvenes son más vulnerables a la adicción al móvil

De acuerdo con un estudio realizado por la prestigiosa publicación médica BMC Psychiatry 1 de cada 4 jóvenes es adicto al smartphone. La investigación que reunió de 42.000 encuestados determinó que 23% de ese grupo de jóvenes no pueden separarse del móvil por poco tiempo.

Según los términos utilizados en el informe final del estudio, los jóvenes está demostrando un uso problemático de teléfonos inteligentes, un patrón de comportamiento que refleja una adicción conductual con consecuencias nocivas en la salud mental como depresión, ansiedad, altos niveles de estrés percibido, y mal sueño.

jóvenes con iPhone Te recomendamos | Jony Ive, el diseñador de los iPhone, afirma estar comprometido en la lucha contra la adicción al móvil

A pesar de exponer las consecuencias y recomendaciones sobre esta situación, el Dr. Kalk, uno de los autores de dicho estudio, expuso en una entrevista que aún hay un factor por determinar:

Lo que realmente no se sabe es si la causa de la adicción la crean los smartphones o las aplicaciones. Sin embargo, es necesario crear consciencia sobre el uso de los smartphones no solo a los niños y jóvenes, sino también a los padres, ya que estos deben saber el tiempo que pasan sus hijos con un teléfono móvil”.

Como concluye la investigación, las poblaciones más jóvenes son más vulnerables a los desarrollos psicopatológicos, y los comportamientos nocivos estableciendo patrones de conducta que pueden afectar la vida posterior. En este sentido considera que los adultos tienen una responsabilidad fundamental a la hora de atacar este problema.