Un médico español demuestra que el Apple Watch es capaz de hacer...

Un médico español demuestra que el Apple Watch es capaz de hacer electrocardiogramas completos con este truco

Tu Apple Watch es mucho más avanzado de lo que algunos pueden llegar a creer... y lo ha descubierto un español.

Compartir

Apple Watch Series 4 ECG

Cuando en 2018 recibimos el Apple Watch Series 4, poco podíamos imaginar que tendríamos la posibilidad de realizar electrocardiogramas con un dispositivo como este. Sin embargo, no solo vimos que era posible, sino que además era mucho más preciso de lo que algunos esperaban. De hecho, desde entonces hemos podido ver como esta característica ha puesto sobre alerta a muchos usuarios en cuanto a la salud de su corazón, protegiéndolos de potenciales problemas graves de salud en el futuro.

No obstante, debemos ser conscientes de que este dispositivo tiene sus limitaciones, y que por ahora “tan solo” nos puede ayudar a detectar una posible fibrilación auricular, que a pesar de que es una afección de importancia, tan solo es una pequeña parte de todas las que pueden perjudicar nuestra salud. Concretamente, el hecho de que tan solo puede hacer electrocardiogramas de una derivación limita mucho al Apple Watch, o al menos, así era hasta ahora.

Según El Confidencial, Miguel Ángel Cobos, un cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid ha descubierto que es posible realizar electrocardiogramas completos con el Apple Watch. Para ello es necesario cambiarlo de posición simulando aquellas en las que se colocarían los electrodos de un ECG clásico, es decir, debes hacer el electrocardiograma cambiando el Apple Watch de posición. Primero en la muñeca izquierda, después en la pierna y para finalizar en varios puntos del tórax. De esta manera, la información que se obtiene a partir de estas pruebas es muy similar a las de un dispositivo clínico convencional.

ECG Apple Watch

Te puede interesar | Así controlo mi salud con el iPhone y el Apple Watch

Por supuesto, esto no quiere decir que un Apple Watch pueda sustituir el equipamiento médico ni mucho menos, y por supuesto no deberíamos intentar hacerlo en ningún caso, sobre todo porque no disponemos de los conocimientos de un especialista para interpretar los datos. Sin embargo, puede suponer un gran avance en cuanto a que podría permitir realizar estas pruebas desde el hogar y compartir la información con nuestro doctor sin hacer desplazamientos, aliviando la carga de pacientes en hospitales.