Las nuevas funciones de privacidad de Apple están funcionando, y eso no...

Las nuevas funciones de privacidad de Apple están funcionando, y eso no gusta a los anunciantes

Las agencias que recolectan tu posición a través de las apps de tu iPhone cada vez tienen menos información gracias a iOS 13

Compartir

privacidad apple

iOS 13 fue el mazazo sobre la mesa que la privacidad necesitaba. Hasta su lanzamiento, un gran número de las apps que utilizamos a diario recolectaban información sobre nuestra posición para permitir a los anunciantes establecer nuestro objetivo publicitario más precisamente. Esto se corto el pasado septiembre, ya que con iOS 13 nuestros dispositivos nos recuerdan frecuentemente cuando una aplicación esta utilizando nuestra localización en segundo plano y nos permite seleccionar que grado de permiso queremos establecer: “Permitir al usarse la App”, “Permitir una vez” y “No permitir”.

Anteriormente las aplicaciones recolectaban por defecto nuestras localizaciones sin preguntarnos. Nosotros las instalábamos y a caso que no decidiéramos interesarnos por los servicios de localización, las apps compartían nuestra posición para adaptarnos la publicidad que se nos mostraba.

Gracias a iOS 13 y sus recordatorios de uso de la localización en las apps un reciente estudio ha demostrado que el ratio de conversión de publicidad mostrada al interés ha pasado de estar cerca de un 100% a un 50%. ¿Que significa esto? Antes la publicidad que se mostraba estaba más enfocada al interés del usuario gracias al conocimiento de su posición, y ahora al no estar permitiendo que se acceda su información esta mostrando publicidad sin interés que hace que los usuarios no hagan click sobre ella.

Alerta de privacidad

Podría interesarte | Aumentar la seguridad y privacidad del iPhone es posible con una VPN

Esto ha supuesto todo un gran avance en a lo que la mejora de nuestra privacidad se refiere pero también un gran problema para las agencias de recolección de información y anunciantes, ya que les esta siendo mucho más difícil seleccionar al objetivo de su publicidad. ¿Poco sentido tiene un anuncio de un restaurante de Madrid si vivimos en Barcelona verdad? En eso se basa esto. Por otra parte queda la revalorización que está sufriendo el otro 50% del mercado, ya que a menor oferta mayor precio. Las agencias están recolectando menos datos de calidad (los obtenidos a través del GPS de nuestros dispositivos) y están teniendo que utilizar métodos menos precisos para mostrarnos anuncios que están vinculados a lo que en ese momento nos interese, como posicionamientos con redes Wi-Fi y demás fuentes de información menos exacta.